Saltar al contenido principal

Cambio de Guardia

El entusiasmo de la juventud fue el invitado especial al Cambio de Guardia de este lunes

Quito (Pichincha).- El retumbar de las campanas de la Catedral marcó, este lunes, el inicio del tradicional Relevo de Guardia que en esta ocasión estuvo presidido por el ministro de Turismo, Enrique Ponce de León, quien estuvo acompañado del viceministro Carlos Larrea; el secretario técnico de las Juventudes, Elías Tenorio; el alcalde de Santa Ana, Ramón Cedeño; el presidente de la Federación Interprovincial de Centros Shuar, Elvis Nantip; la representante del colectivo Juventud Solidaria, Gabriela Ramírez, entre otros.

Durante el acto cívico, cientos de personas concentradas al pie del Palacio de Gobierno fueron testigos del juramento que los Granaderos de Tarqui hacen al Presidente de la Republica, Lenín Moreno para garantizar su integridad. Asimismo, pudieron presenciar los honores que se realizan en memoria de los próceres y héroes del país.

Para Gabriela Ramírez, representante del colectivo Juventud Solidaria, el Cambio de Guardia permite a los más jóvenes despertar su conciencia histórica y así entender por qué tenemos un país democrático. “Estoy muy agradecida por haber podido estar presente. Hay que seguir invitando a los jóvenes al Cambio de Guardia para seguir recuperando nuestra historia”, afirmó.

De su parte, Elvis Nantip, presidente de la Federación Interprovincial de Centros Shuar, destacó la presencia, en la Plaza de la Independencia, de diferentes organizaciones sociales de la región amazónica y de otras partes de Ecuador, cuya presencia, dijo, responde al apoyo a las políticas de Gobierno. Destacó la invitación realizada a los representantes de la nacionalidad shuar, hecho que a su criterio es una muestra del acercamiento histórico que está impulsando el Ejecutivo con los pueblos y nacionalidades.

El Cambio de Guardia se reedita todos los lunes en los exteriores del Palacio de Gobierno, por lo que se ha constituido en uno de los mayores atractivos turísticos del centro de la ciudad de Quito y además es un espacio donde autoridades y ciudadanos comparten un momento de civismo, arte y cultura. HP/El Ciudadano