Saltar al contenido principal

Vamos a hacer de la Amazonía la región más próspera: Presidente Correa

Guiyero (Orellana).- Un encuentro fraternal, cariñoso y sincero mantuvo el Presidente Rafael Correa con representantes de 53 comunidades de la nacionalidad waorani, en Guiyero, provincia Francisco de Orellana, quienes expresaron su respaldo unánime al Mandatario en su decisión de explotar las reservas petroleras del Bloque 43.

Ataviados con sus trajes típicos, y con cánticos en su lengua nativa, centenares de indígenas de la nacionalidad waorani dirigidos por los Piquenanes (ancianos de la comunidad) recibieron con entusiasmo al Mandatario.

Moi Enomenga, líder waorani, fue el encargado de colocarle al Presidente Correa la corona de plumas, de ceñirle el Oneme (soguillas hechas con fibra vegetal) y de entregarle una lanza como símbolo de amistad y de liderazgo, junto con la solicitud al Gobierno de mayor salud y educación.

“De aquí salió la riqueza y quedó la pobreza”, recordó el Mandatario al ratificar que el dinero que se genere con la explotación del parque nacional Yasuní se quedará en la Amazonía para servir primero al pueblo waorani con mejor educación, salud, vivienda, alcantarillado, etc.

Tras señalar que el pueblo waorani es un orgullo para el país por su ancestro guerrero, reiteró que ahora las armas del siglo XXI son los libros, la ciencia y la tecnología.

“Qué bueno que Moi Enomenga haya pedido al Gobierno educación para  que nuestros hijos tengan escuelas y colegios del milenio y luego vayan a una buena Universidad y más tarde a otro país a conocer otras culturas”, subrayó, el Jefe de Estado.

En su mensaje, el Mandatario sostuvo que ahora las utilidades que genera la explotación del petróleo se quedan para el desarrollo local y que ahora el reto con la explotación del bloque 43 (Parque Nacional Yasuní) es hacerlo con la mejor tecnología y con el mejor cuidado ambiental.

“La Amazonía de donde sale la riqueza que mantiene a todo el país, era la región que mayor pobreza tenía, ahora la Amazonía, con nuestro Gobierno, es y será la región más próspera de todo el país.

Tenemos, dijo, que reparar una justicia histórica; “nuestros pueblos ancestrales han sido los más pobres y son los que viven en los territorios donde ha salido la riqueza. Esto tiene que cambiar, está cambiando y lo vamos a cambiar”, comentó ante el aplauso efusivo del pueblo wao.

El reto, agregó el Mandatario, es superar la pobreza sin perder la identidad waorani y aseveró que el mayor daño a la Amazonía, no es la explotación petrolera sino la deforestación, especialmente de palma africana que en esa zona supera las 300 hectáreas.

De su parte, Moi Enomenga, líder de la nacionalidad waorani, explicó que en el documento entregado al Mandatario solicitan mayor y mejor educación, salud, electrificación y sobre todo la legalización de las tierras que actualmente ocupan. (MN/El Ciudadano)