Saltar al contenido principal

Unasur se reunirá en Bolivia para tratar agresión a Evo Morales

Quito (Pichincha).- Cochabamba recibirá a los mandatarios de Sudamérica que anunciaron su rechazo a la retención del presidente boliviano Evo Morales, quien fue impedido de sobrevolar el espacio aéreo de varias naciones europeas.

El Ministro de Relaciones Exteriores, Ricardo Patiño, confirmó que mañana en la urbe boliviana se cumplirá una reunión de Jefes de Estado de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur). La cita empezará a las 16:00.

Hasta el momento, han confirmado su presencia los presidentes Rafael Correa, de Ecuador; Cristina Fernández de Kirchner, de Argentina; Nicolás Maduro, de Venezuela; José Mujica, de Uruguay; Desi Bouterse, de Surinam. Además, del anfitrión, Evo Morales y de Ollanta Humala, mandatario de Perú y presidente pro témpore de la Unasur.

Patiño recordó que la organización del encuentro está en manos de la Cancillería de Perú y el resto de representantes deberán confirmar su disponibilidad en las próximas horas.

Perú inició las consultas para el encuentro de Jefes de Estado, luego de que el Presidente Correa demandara una acción inmediata de Unasur ante el abuso de que fue víctima Morales.

El Gobierno boliviano denunció a la comunidad internacional, la agresión en del Presidente Morales, por el retiro sorpresivo de permisos de sobrevuelo y aterrizaje para la aeronave presidencial Falcon 900- FAB 001. La tarde de ayer Morales retornaba  de la Segunda Cumbre del Foro de Países Exportadores de Gas realizada en Rusia y en pleno vuelo fue informado que no podía sobrevolar Francia y lo mismo hizo Portugal.

La Cancillería boliviana sostuvo que Portugal anunció el retiro del permiso de sobrevuelo y aterrizaje y más tarde modificó su decisión autorizando solamente el sobrevuelo impidiendo de esta manera un aterrizaje para el reabastecimiento de combustible necesario.

Por su parte, Francia comunicó el retiro del permiso de sobrevuelo, cuando el Jefe de Estado boliviano se encontraba a pocos minutos de ingresar en el espacio aéreo francés.

“La actitud de ambos países constituye una violación a los convenios internacionales vigentes, atentando contra la vida y seguridad de un Jefe de Estado, obligando a realizar un aterrizaje de emergencia en la República de Austria y a efectuar una reprogramación del Plan de Vuelo de retorno del Presidente Morales, con los consiguientes perjuicios a la investidura del Primer Mandatario”.

Bolivia considera que estas conductas fueron “discriminatorias y de amedrentamiento, y que se han generado a partir de sospechas infundadas y malintencionadas de que la aeronave presidencial estaría transportando al ciudadano norteamericano Edward Snowden”. CIT / El Ciudadano