Imprimir Enviar

Unasur exige disculpas públicas a países europeos que pusieron en peligro la vida de Evo Morales

Cochabamba (Bolivia).- La respuesta de Unasur fue contundente: “Exigimos a los gobiernos de Francia, Portugal, Italia y España que presenten las disculpas públicas correspondientes, en relación a los graves hechos suscitados” en contra del Presidente de Bolivia, Evo Morales, quien fue impedido de volar en el espacio aéreo de esos países, a pesar de que la aeronave oficial del país andino tenía problemas de combustible.

El comunicado de Unasur, hecho público por el Canciller de Bolivia, David Choquehuanca, expresa que la actitud de los gobiernos de esos cuatro países constituye un atropello y delimita prácticas neocoloniales que aún subsisten en el mundo, en pleno Siglo XXI. “Rechazamos las actuaciones claramente violatorias de normas y principios básicos del derecho internacional, como la inviolabilidad de los Jefes de Estado”, acota el documento.

Es así que los mandatarios de seis países -Rafael Correa (Ecuador), Cristina Fernández de Kirchner (Argentina), Nicolás Maduro (Venezuela), José Mujica (Uruguay), Dési Bouterse (Surinam)- y los portavoces diplomáticos de los mandatarios que, por fuerza mayor, no pudieron asistir a la reunión -Ollanta Humala (Perú), Dilma Rousseff (Brasil) y Sebastián Piñera (Chile)- entregaron un respaldo total a Evo Morales por el atropello vivido en Europa.

Cristina Fernández de Kirchner señaló que se pudo poner en peligro una vida humana, en este caso del Jefe de Estado de Bolivia. “El relato de Evo Morales es escalofriante. Esta es una situación de carácter grave: primero, una violación a la inmunidad de la seguridad de un Jefe de Estado y del avión presidencial; segundo, se trata de una violación al derecho internacional”, acotó.

La Jefa de Estado de Argentina sostuvo que los servicios de inteligencia de los países europeos que agraviaron a Evo Morales, han hecho un bochorno internacional. Y dijo que el bloqueo al sobrevuelo del avión presidencial es muestra de los rezagos de un colonialismo decadente.

José Mujica, Presidente de Uruguay, hizo una reflexión: “Parece que hay potencias que quieren presionar sobre el derecho al asilo político. Este es un principio sagrado y debe respetarse. (…) Metieron la pata. Este es un papelón para los viejos países. Lo peor es que ahora nos tratan de párvulos, en lugar de reconocer su error”.

El Mandatario Mujica enfatizó que Sudamérica ya no es colonia de nadie. Y pidió respeto a las naciones de la región, “en el nombre de la civilización, altura y decencia. Equivocarse es de humanos, pero hay que asumir la responsabilidad y dar la cara”, culminó.

Por su parte, el Presidente de Ecuador, Rafael Correa, pidió meditar sobre la “gravedad” de lo ocurrido: “Un presidente a quien se le impide el paso en espacio aéreo en varios países de Europa y no lo obtiene es algo muy grave. Pero sepan que lo que es con Bolivia es con Ecuador, es con toda nuestra América”, sostuvo.

El Jefe de Estado de Ecuador dijo que, incluso si la sospecha de Europa era cierta -que Edward Snowden viajaba en el avión de Bolivia-, el Mandatario Evo Morales no tenía que sufrir el maltrato que vivió en España, Portugal, Francia e Italia. Acotó que una aeronave presidencial es espacio de soberanía nacional, ante los convenios y el derecho internacional.

Evo Morales, finalmente, agradeció el respaldo continental y aseguró que la lucha por la revolución continuará en la Patria Grande. Daniel Ortiz/El Ciudadano