Saltar al contenido principal

“Todo por el diálogo, nada por la fuerza”, reitera Presidente Correa

Quito (Pichincha).- El Presidente Rafael Correa tildó de injusta, ilegítima y politiquera la posición de los médicos ecuatorianos que han amenazado con renunciar en forma masiva por estar en desacuerdo con el artículo 146 del nuevo Código Orgánico Integral Penal.

“Todo por el diálogo, nada por la fuerza”, dijo el Mandatario durante una entrevista en La Cabina de Carondelet, en la cual reiteró que la oposición de la dirigencia de la Federación Médica al artículo que sanciona la mala práctica profesional es pura y simple politiquería.

“No vamos a ceder ante la fuerza y prepotencia (…) Primero me voy a mi casa antes que ceder a la fuerza”, aseguró el Jefe de Estado y adelantó que 750 médicos de países amigos están dispuestos a trabajar en Ecuador, con el fin de paliar una posible crisis en este sector.

Durante el diálogo con Habla Pichincha, el gobernante instó a los médicos ecuatorianos a no dejarse azuzar por la dirigencia de la Federación Médica y leer detenidamente el artículo 146 del Código Orgánico Integral Penal, cuyo tercer inciso señala que “si la muerte del paciente se produce por acciones peligrosas, ilegítimas e innecesarias serán sancionados con tres a cinco años de cárcel”.

La oposición de la Federación Médica Ecuatoriana a este artículo, según el Jefe de Estado, se basa en mentiras con el objeto de posicionar la idea de que el Gobierno quiere hacerle daño a los médicos. “No se dejen engañar, médicos de mi “Patria, porque quienes están detrás de estas acciones son Pachakutik y el MPD, con afanes electoreros”.

Somos el Gobierno que más ha dialogado con los médicos y el que más se ha preocupado por ellos, pero si se produce una renuncia masiva, unos 750 médicos de países amigos están dispuestos a venir a trabajar en el país”, acotó e insistió que hasta el momento solo se ha producido una renuncia confirmada en un hospital público en referencia a la dimisión del doctor Juan Barriga, del hospital Pablo Arturo Suárez de Quito, la cual había sido pedida y se la conocía desde hace meses.

El Presidente también confirmó que la mala práctica profesional ya consta en el artículo 54 de la Constitución de la República, aprobada en el 2008, que el inciso segundo determina que “las personas serán responsables por la mala práctica en el ejercicio de su profesión, arte u oficio, en especial aquella que ponga en riesgo la integridad o la vida de las personas”.

A juicio del Mandatario los médicos se encuentran mal asesorados y que su posición es netamente “politiquera”. Por ello, invitó a los ecuatorianos a que respalden al Gobierno.

También exhortó a los familiares de quienes han sido víctimas de “mala práctica profesional” a pronunciarse frente a la actitud de los médicos que han amenazado con renunciar en forma masiva si entra en vigencia el artículo 146 del Código Orgánico Integral Penal.

El Mandatario insistió en que existe una manipulación política del tema y que las acciones de la dirigencia médica estaban preparadas para hacer un incidente  político, “para ponernos en contra de los médicos, de sus familias”, añadió.

Asimismo, indicó que cuenta con un “plan de contingencia” en el que 750 médicos extranjeros están listos para venir si se producen las anunciadas renuncias masivas. MNC /El Ciudadano