Imprimir Enviar

Subsidios le hacen bien al país, dice Presidente Correa

La Maná (Cotopaxi).- “El subsidio es un instrumento que no es malo en sí, puede haber un subsidio muy bueno y bien aplicado. Aquí, tenemos algunos mal aplicados y que además no fueron creados por este Gobierno”, comentó el Presidente Rafael Correa en el Enlace Ciudadano 333.

En su informe de labores, el Mandatario afirmó que los subsidios benefician a los pobres y le hacen bien al país.

El subsidio no es una pérdida social, es una transferencia. Si el Estado no pagara esas cantidades de dinero de los subsidios, probablemente los ecuatorianos serían los que tuvieran que pagar esas cifras, comentó el Mandatario e instó a que los ecuatorianos conozcan del tema, para que no se dejen convencer por los neoliberales.

Sobre el tema del subsidio en combustible, el Mandatario informó que se analiza la posibilidad de implementar tarjetas magnéticas que tengan un cupo para combustible, permitiendo que no se malgaste este bien, pero obligando a pagar a las personas que lo ocupen indiscriminadamente.

“Por cada dólar que se paga en gasolina, el Estado paga 53 centavos”, dijo el Mandatario al revelar que el país tiene que pagar 3.800 millones de dólares de subsidio a los combustibles.

Para corregir este problema, el Gobierno estudia la posibilidad de implementar, hasta el 2015, una tarjeta magnética con un cupo asignado para cada dueño de vehículo.

Según el Presidente Correa hay dos problemas que vienen con los subsidios a los combustibles. “El primer problema es que la transferencia no beneficia a los pobres sino a los ricos, y el segundo, es que si el bien es muy barato hay un sobreconsumo”, explicó.

El Jefe de Estado indicó que el sector privado es el que más se beneficia con el actual sistema. “El subsidio está beneficiando al rico que tiene un vehículo todoterreno de 8 cilindros. Hay cálculos que para el que tiene un vehículo de este tipo, el subsidio de la gasolina es de mil dólares por año y para el ciudadano pobre que no tiene carro el beneficio es de 60 dólares por año”, sostuvo.

Para frenar estos dos problemas, el Gobierno estudia un sistema de cupos para que cada ecuatoriano con un vehículo reciba una tarjeta con la cual podrá recibir un determinado cupo de combustible durante todo el año, pero si se pasa del cupo tendrá que comprar al precio del mercado. EFC/El Ciudadano.