Imprimir Enviar

Senplades construye el Plan Nacional del Buen Vivir 2013-2017

Quito (Pichincha).- Erradicar la pobreza, cambiar la matriz productiva -transformar la manera en que producimos y consumimos-, pasar a la sociedad del conocimiento justa y solidaria, y transformar el Estado son los grandes desafíos del nuevo Plan Nacional para el Buen Vivir, que la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades) desarrollará para el período de Gobierno 2013-2017.

La Senplades continuará los esfuerzos por reducir la desigualdad entre los ecuatorianos. Por tal motivo, se profundizará, por ejemplo, la revolución educativa en todos sus niveles. Especial atención se dará a los primeros años de vida de niños y niñas, para alcanzar un desarrollo infantil integral.

Para el titular de la Senplades, Fander Falconí, el desafío del nuevo Plan será “irradiar los logros alcanzados por el Gobierno de la Revolución Ciudadana y consolidar el liderazgo del Ecuador como referente en la planificación continental”.

Los próximos cuatro años, se consolidará un Estado más cercano a la ciudadanía. Habrá una nueva y potente microplanificación -a través de zonas, distritos y circuitos- para llegar con más y mejores servicios públicos a todos los rincones del país.

La planificación nacional es responsabilidad del Gobierno Central y se ejerce a través del Plan Nacional de Desarrollo (Buen Vivir), según el Código Orgánico de Planificación y Finanzas Públicas. Desde 2007, este instrumento ha sido diseñado por la Senplades.

La obligatoriedad de que el Estado planifique el desarrollo del país está inscrita en la Constitución del 2008, donde los ecuatorianos y ecuatorianas optaron democráticamente por el horizonte del Buen Vivir. DEO-Senplades/El Ciudadano