Saltar al contenido principal

Rotundo rechazo presidencial a las pretensiones electoreras de privatizar la seguridad en Quito

Quito (Pichincha).-  El Presidente Rafael Correa expresó su rotundo rechazo a que la seguridad pública de Quito se ponga en manos de las empresas privadas, tal y como estaría sugiriendo sujetos políticos con fines eminentemente electoreros.

Es más, el Primer Mandatario anunció que el Gobierno Central apoyará al desarrollo de proyectos de taxi seguro y estadio seguro, que tendrán cámaras y botones de pánico conectadas con el Sistema Integrado de Seguridad ECU-911.

El ministro coordinador de Seguridad, Homero Arellano,  dijo que se han puesto 600 mil botones de auxilio y que en el Ecuador se está construyendo uno de los más completos sistemas de seguridad que implica la construcción de 15 centros del ECU-911,  que se completarán en el primer semestre del 2014 y, además, se creará una sala de seguridad en Galápagos.

El funcionario destacó que el ECU-911 del Itchimbía en Quito es uno de los más completos del país y se construyó con apoyo del Municipio. En este centro existe una sala situacional moderna que es eficiente para ofrecer un servicio de seguridad público, gratuito y solidario.

Por su parte,  el Ministro del Interior, José Serrano, dijo que no permitirá la privatización de un derecho ciudadano que es la seguridad y recordó que en Quito se capturó a una banda que nunca pudo desarticular la justicia, que estaba en manos de los socialcristianos.

En los últimos años, se dio golpes a la delincuencia y uno de esos fue la captura a la banda de los hijos de la Mamá Lucha, que en 24 horas fueron ya sentenciados. DEO-SAU/El Ciudadano