Imprimir Enviar

Rafael Correa pide mantener la fe en la clasificación de la “tri” al mundial

Guayaquil (Guayas).- El Presidente de la República, Rafael Correa, hizo un llamado a la ciudadanía para que mantenga la fe en la clasificación de la Selección de Fútbol de Ecuador al Mundial de Brasil 2014, ya que aún restan fechas para que se termine las eliminatorias sudamericanas.

La declaración la realizó una vez que terminó el encuentro entre las selecciones de Bolivia y Ecuador, cuyo resultado no fue el esperado para acercar al país a la clasificación mundialista. De hecho, un hálito de tristeza rondaba durante el conversatorio del Primer Mandatario con los medios de comunicación de Guayaquil.

Y es que los minutos pasaron y la “tricolor” no pudo concretar el gol de la victoria en la Paz, Bolivia. Entonces, el Presidente Correa lamentó, como todos quienes vieron el partido, el resultado obtenido, pero hizo un llamado esperanzador para apoyar a la selección y, como consecuencia, llegar al Mundial.

Durante la tarde, varios de los íconos del fútbol ecuatoriano de los años ochenta y noventa miraron el cotejo Bolivia-Ecuador, acompañando al Presidente Rafael Correa en el edificio del Gobierno Zonal de Guayaquil. Al encuentro deportivo, válido por la jornada 16 de las eliminatorias suramericanas rumbo al mundial Brasil 2014 también la Gobernadora del Guayas, Viviana Bonilla y otros funcionarios de gobierno.

Por invitación de Jimmy Montanero, ex ídolo del Barcelona de Guayaquil y actual Coordinador Zonal del Guayas del Ministerio del Deporte, varias ex figuras del fútbol nacional acudieron a observar las incidencias del partido jugado en el estadio Hernando Siles de La Paz.

Entre los asistentes destacaron José Gavica (quien jugó en el Barcelona de Guayaquil), Hólger Quinóñez (Barcelona y Vasco da Gama), Raúl Avilés (Emelec), Wagner Rivera (Barcelona y Espoli) y Héctor Carabalí (D. Quito y Sao Paulo), Ermen Benítez, ex gloria del Nacional de Quito y padre de Cristian “El Chucho” Benítez (+).

Los ex futbolistas acompañaron al Jefe de Estado durante los 90 minutos del cotejo que significó un empate 1-1 entre los dos combinados. Durante varios tramos del cotejo, ellos exteriorizaron sentimientos encontrados: alegría por ser parte del exitoso legado del fútbol nacional y tristeza por no poder ingresar al gramado para sacar una “tri” victoriosa en el altiplano.

Además de los futbolistas de antaño, los colaboradores del Gobierno Zonal Guayaquil -conserjes, personal de guardianía y administrativos- también fueron invitados a observar el partido eliminatorio. Durante el receso del primer tiempo y al final del partido, casi todos pudieron obtener una fotografía con el Presidente Rafael Correa.

Cuando el arquero nacional, Alexander Domínguez, no pudo despejar un disparo del combinado boliviano, que se convirtió en gol, hubo un poco de desánimo entre los más de 200 asistentes. Pero no se perdió la fe: muchas voces empezaron a empujar a Ecuador y, brevemente, sobrevino la alegría del empate, luego del tiro penal que acertó el delantero Felipe Caicedo.

Pero la eliminatoria aún continúa. DEO/El Ciudadano