Saltar al contenido principal

Proyectos emblemáticos del Gobierno apuntan a la conservación de la Pacha Mama

Quito (Pichincha).- El Gobierno ecuatoriano ha emprendido acciones integrales a favor de la protección de la Madre Tierra, las cuales inician en la Constitución de Montecristi y que a su vez, se han materializado a través de proyectos nacionales para la conservación del medio ambiente.

El cambio de la matriz eléctrica es quizá el mayor proyecto para desarrollar energía limpia y renovable en el país. En 2016 entrarán en ejecución los grandes proyectos hidroeléctricos: Coca Codo Sinclair, Sopladora, Toachi Pilatón, Minas San Francisco, Delsitanisagua, Manduriaco, Quijos, Mazar-Dudas.

Con estas megaobras, se reemplazarán las cocinas que usan gas licuado de petróleo por las de inducción eléctrica. El metro de Quito, el tranvía de Cuenca y potencialmente el tren ligero de Guayaquil –todos ellos a electricidad- favorecerán a la Pacha Mama, al evitarse la emisión de gases de efecto invernadero y el consumo de derivados de petróleo.

Los proyectos multipropósito, que se desarrollan principalmente en la costa ecuatoriana, permitirán la conservación y manejo equilibrado del agua dulce. El control anti  inundaciones, las actividades de riego para agricultura y la generación eléctrica apuntan armonizar las tareas de desarrollo local con el respeto a los derechos de la naturaleza.

El proyecto Guayaquil Ecológico abandera programas emblemáticos para la protección del ambiente, reducción de la contaminación e incentivo al deporte y la vida sana. Entre estos proyectos se encuentra el de Isla Santay, el “pulmón” de la ciudad, que es ahora un importante sitio turístico, gracias a la diversidad de especies de flora y fauna que posee.

Anualmente, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) plantea un tema para trabajar desde diferentes frentes, este 2014 será “Ciudades Verdes”, el cual propone la utilización de energías renovables y mecanismos amigables con el ambiente como el ahorro de energía y agua, reducción de residuos sólidos y la implementación de alternativas accesibles y saludables frente al transporte público, como usar bicicleta o caminar.

Guayaquil, la “Perla del Pacífico”, ha tomado la posta en cuanto a ciudades verdes ecuatorianas; Yachay, “Ciudad del Conocimiento”, propone la investigación, uso y control de energías renovables; y, Quito, “Patrimonio Cultural de la Humanidad” cada día se vuelve en el epicentro del ciclismo urbano en la Mitad del Mundo.

Definitivamente, Ecuador  honra el Día de la Madre Tierra con políticas nacionales enfocadas en el respeto de la naturaleza. DEO/El Ciudadano