Saltar al contenido principal

Primer Mandatario destaca los índices macroeconómicos de Ecuador en Berlín

Berlín (Alemania).- Ovacionado y respaldado por todos. Así lució el Presidente de la República de Ecuador, Rafael Correa, durante su conferencia magistral en la XXI Conferencia de la Economía Alemana para América Latina. Parte de su discurso lo centró en las políticas públicas aplicadas en la Patria para construir sostenibilidad en la economía y luchar contra la pobreza.

“No basta con alcanzar un crecimiento económico, tiene que ser un crecimiento económico igualitario, sano. En ese sentido, Ecuador es el país que más reduce la desigualdad en América Latina”, sostuvo el Mandatario Correa, durante su intervención en la Cámara de Industrias y Comercio de Berlín, donde su disertación técnica recibió un espaldarazo unánime.

En ese contexto, el Jefe de Estado latinoamericano destacó el informe de la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (Cepal) del año pasado, donde se reconoció internacionalmente que Ecuador redujo la pobreza del 37,1% al 32%, en comparación con lo ocurrido en 2011, por el tratamiento integral que ha recibido la población más pobre del país, y la preocupación constante por los discapacitados.

Cabe recordar que el informe “Panorama social de América Latina 2012” de la Cepal, Ecuador se convirtió en el país que más redujo las desigualdades económicas  sociales en la región: 8 puntos porcentuales entre 2007 y 2017. En los últimos seis años, el estudio también destaca la reducción de la pobreza extrema en el país, del 16,9 al 9%.

Por otro lado, la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo ha hecho público, que la pobreza medida por ingresos en el Ecuador disminuyó en 10 puntos porcentuales, lo que significa que 1’050.000 personas dejaron de ser pobres en el período de 2006-2012.

En ese sentido, el Presidente Correa destacó en Berlín la necesidad de que el Estado asuma un papel protagónico en el manejo de la economía, para evitar que el capital financiero subyugue a los ciudadanos, con accionares neoliberales del pasado, como la tercerización -mal llamada “flexibilización” laboral- que agotó los derechos de los empleados para satisfacción de los dueños de los medios de producción; o la evasión tributaria que fue la fórmula para la expansión de fortunas mal habidas.

Los asistentes nunca dejarán de tomar nota sobre la exposición de Rafael Correa, el Presidente del país suramericano al que Alemania nombró como el “jaguar latinoamericano”. DEO/El Ciudadano