Saltar al contenido principal

Presidente reitera posibilidad de declarar en estado de emergencia a Sarayaku

Huaca (Carchi).- Si la dirigencia de Sarayaku impide nuevamente el ingreso de la fuerza pública y los representantes de la justicia nacional, el Presidente Rafael Correa declarará el estado de emergencia en esa comunidad amazónica, con la finalidad de proteger a los civiles de la presencia de grupos armados locales.El anuncio lo realizó el Mandatario durante el Enlace 373, desde Huaca, en la provincia del Carchi. Recordó que el pasado 5 de mayo, el director de la Policía Judicial y un fiscal del Estado fueron impedidos de verificar la presencia de tres prófugos de la justicia Cléver Jiménez, Fernando Villavicencio y Carlos Figueroa.

Y ante la posibilidad de que grupos armados intenten tomarse Sarayaku, el Presidente dijo que la policía va a ir nuevamente, “incluso desarmada”, para verificar la presencia de los tres sentenciados por injurias judiciales contra Rafael Correa en torno a los hechos del 30 de septiembre de 2010.

“No podemos exponer a nuestros maestros, a nuestros doctores, a nuestros funcionarios públicos, a nuestros niños, a situaciones como estas, donde hay grupos armados mostrándose abiertamente con sus carabinas, con traje de camuflaje. No podemos permitir esto y la historia nos juzgará, ante ciertos dirigentes insensatos que se creen por encima de la ley y la Constitución”, señaló el Mandatario.

Para el Mandatario, lo sucedido en Sarayaku es extremadamente grave y, por lo tanto, hizo un llamado a todos los ecuatorianos de “recta intención” para rechazar la barbarie que la seudaizquierda quiere posicionar, con el acólito de la prensa mercantilista, con la finalidad de dañar al Gobierno Nacional.

Rafael Correa citó el artículo 171 de la Constitución, que señala que las autoridades de las comunidades, pueblos y nacionalidades indígenas “ejercerán funciones jurisdiccionales, con base en sus tradiciones ancestrales y su derecho propio, dentro de su ámbito territorial”.
Y, en ese contexto, señaló que Jiménez, Villavicencio y Figueroa no pertenecen a la comunidad Sarayaku, ni cometieron delito alguno en esa zona amazónica. Por tal motivo, exigió que se respete el Estado de derecho y los dictámenes de la justicia.

“Debemos rechazar esta monstruosidad que puede destruir la patria , nadie puede arrogarse el derecho de impedir el ingreso de la fuerza pública. A quién quieren engañar, la prensa corrupta está tratando de invisibilizar este tema”, finalizó el Mandatario.