Saltar al contenido principal

Presidente: Nuestro compromiso es continuar con la Revolución Educativa

Guayaquil (Guayas).- Después de realizar una visita a las Unidades Educativas temporales Dolores Cuacango y Vicente Piedrahita, ubicadas en Vergeles, el Presidente Rafael Correa explicó que el incremento de las matrículas en el ciclo costa se debe a la confianza que tienen ahora los ecuatorianos en el sistema de educación pública.

El Mandatario calificó como un éxito la transformación realizada en el sistema educativo público, en el que ahora además de ser gratuita la educación, los niños ahora reciben uniformes, textos escolares e incluso desayuno.

“Nuestro compromiso es continuar con la Revolución Educativa”, expresó el Mandatario al destacar que actualmente todos los niños, niñas y adolescentes que se inscriben en el sistema educativo fiscal obtienen un cupo.

En ese sentido, Correa deploró que la oligarquía, que dominó al país por décadas, no haya construido colegios en los últimos 30 años en Guayaquil, la ciudad con mayor población del país, en la que actualmente existe una alta demanda de servicios educativos en sectores populares como Vergeles y Monte Sinaí.

Por ello, el Ministerio de Educación empezó la construcción de unidades temporales, que a criterio del Presidente Correa son mejores que las escuelas construidas por la partidocracia.

Según explicó, estas aulas tienen una capacidad para regular el clima según la necesidad. Por ejemplo, en ciudades como Guayaquil, donde la temperatura alcanza fácilmente los 32 grados centígrados, los paneles de poliuretano (del que están hechas las paredes de las aulas) provocan un efecto aislante, acoplando un clima fresco en su interior.

El Gobierno Nacional tiene planificado construir 200 Unidades Educativas del Milenio en el país, de las cuales 45 estarán ubicadas en Guayaquil, dijo el Presidente. Resaltó que en la actualidad, en el Ecuador, al menos unos 100 mil niños, niñas y adolescentes ya se educan en estas modernas unidades. LIE/El Ciudadano