Saltar al contenido principal

Presidente Correa reiteró: “Jiménez tiene que pagar su mentira”

Paján (Manabí).- El Presidente Rafael Correa reiteró que no aceptaría unas eventuales disculpas del  asambleísta Cléver Jiménez, sentenciado a 18 meses de reclusión por haber injuriado al jefe de Estado.“No permitiré que se metan con mi honra, defenderé la verdad”, dijo el Mandatario en declaraciones a la prensa local de Paján,  donde se desarrolla el Gabinete Itinerante,  al remarcar que no aceptaría unas eventuales disculpas del asambleísta de Pachakutik Cléver Jiménez.

Tras recalcar que en este caso la decisión es exclusivamente suya, Correa manifestó que así como hay gente que se puede equivocar, también hay “gente dañada”, por lo que “no aceptaré disculpas de un tipo así”.

“Tiene que pagar su mentira junto con (Fernando) Villavicencio y (Carlos) Figueroa como exige la ley ecuatoriana”, acotó.

El gobernante reiteró que “la función de asambleísta no es la de demandar con falsedades”,  al recordar que lo que hizo Jiménez fue acusarlo de “criminal de lesa humanidad”, presentando una denuncia penal ante la Fiscalía. “Esto es lo que ha hecho este angelito”,
subrayó.

“Luego de demostrar que todo era mentira, fruto del odio de un  enfermo, o de tres enfermos, se declaró -como tenía que ser de acuerdo a la ley-, maliciosa y temeraria (…) entonces imagínense si se deja impune este precedente (…) en todas partes del mundo esto está sancionado, el día
de mañana en el enlace se los voy a demostrar”, apuntó.

También se refirió a las medidas cautelares de la Comisión  Interamericana de Derechos Humanos (CIDH),  en este caso “como jefe de Estado no reconozco la capacidad de dictar medidas cautelares a la CIDH”, apuntó el Mandatario al reiterar que esa no es competencia de  este organismo.

“Su función otorgada por los Estados es promover los derechos humanos  reconocidos en la Convención”, manifestó.

El jefe de Estado explicó que la resolución de la CIDH dice que ”acusar de genocida a un funcionario público, en este caso al  Presidente de la República,  es parte de la libertad de expresión. Que esa burocracia piense lo que le dé la gana, pero aquí, en Ecuador, van a encontrar soberanía y dignidad”, concluyó. /MN El Ciudadano