Saltar al contenido principal

Presidente Correa: Nuestras glorias deportivas ayudan a la unidad nacional

Quito (Pichincha).- La relevancia del deporte y del fútbol para la unidad del Ecuador se puso de manifiesto en la Plaza de la Independencia, en donde el Presidente Rafael Correa entregó la bandera del país al capitán de la Selección ecuatoriana, Antonio Valencia.

El mediocampista que nació en la Amazonía y ahora juega en Europa expuso su agradecimiento al primer Mandatario,  y dijo que dejarán en alto esa bandera en el Mundial de Brasil 2014. “Podemos ganar, empatar o perder,  pero lo que no se puede es no sudar por estos colores”,  expresó Valencia.

El Presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), Luis Chiriboga Acosta, expuso su agradecimiento por el gesto del Jefe de Estado,  y expresó que la Tricolor viajará a Brasil con humildad,  pero con una fé enorme. “Los 32 equipos que participaremos tenemos posibilidades de ser campeones mundiales”,  dijo Chiriboga en su intervención.

El Presidente Correa no ocultó su admiración por el delantero Enner Valencia,  y puso de manifiesto su felicitación por la campaña que el delantero ecuatoriano cumplió en el fútbol mexicano con el Pachuca, elenco con el cual anotó 18 goles.
Asimismo, el Mandatario destacó el valor que el fútbol tiene para los pueblos. “Nuestras glorias deportivas ayudan a la unidad nacional”,  dijo Rafael Correa,  y añadió que en el balompié habita gente de origen muy humilde que ha logrado salir de la pobreza por el deporte, que es parte también del Buen Vivir. Finalmente, el jefe de Estado indicó que su gobierno trabaja para que los afroecuatorianos tengan otras oportunidades para  salir de la pobreza.  (SAU/El Ciudadano)