Saltar al contenido principal

Presidente Correa llama a la calma a la ciudadanía

Quito (Pichincha).- El Presidente Rafael Correa aseguró hoy, basado en reportes del Instituto Geofísico de la Escuela Politécnica,  que las réplicas que se están sucediendo en Quito por los sismos son normales y que irán desapareciendo poco a poco.

En rueda de prensa conjunta con el alcalde de Quito, el Mandatario descartó la posibilidad de que en Quito vaya a ocurrir un gran cataclismo. “No hay formas de predecir esos fenómenos”, comentó.

Tras una reunión con el Comité de Operaciones de Emergencia, el Mandatario hizo un llamado a la calma de la ciudadanía, pues adelantó que no es posible prever un cataclismo. “Estas réplicas son normales. Debemos tener en cuenta que Quito está en una zona altamente sísmica y cerca del 70% de las viviendas en la capital son frágiles”.

El alcalde Mauricio Rodas reiteró la decisión de suspender los eventos masivos durante el fin de semana. Esa decisión fue apoyada por Correa.

Los partidos de fútbol, los conciertos y el ciclopaseo han sido cancelados y el alcalde sugirió a la ciudadanía que no asista a lugares masivos y cerrados. También recalcó que los servicios básicos funcionan con total normalidad y que los daños en viviendas serán reparados con fondos del Municipio.

Por su parte, el ingeniero Mario Ruiz, representante del Instituto Geofísico, hizo un llamado a la calma alegando que las réplicas seguirán disminuyendo en número.

“Cualquier información, la ciudadanía debe confirmarla en los canales oficiales. No se puede prever una tragedia y lo que se dice de un sismo mayor es un rumor. Se recomienda que las familias tengan sus kit de emergencia, porque los ciudadanos deben acostumbrarse a vivir preparados para estas emergencias”.

Las réplicas durarán unos días más e irán disminuyendo poco a poco, reiteró. MNC/EL Ciudadano