Saltar al contenido principal

Presidente Correa inauguró año lectivo ciclo Costa en colegios réplicas de Ciudad Victoria

Guayaquil (Guayas)._ El Presidente Rafael Correa inauguró el año lectivo ciclo costa 2013-2014, en el Colegio Réplica Simón Bolívar y el Colegio 28 de Mayo, con 1800 estudiantes matriculados en ambas instituciones. Estas ocupan más de 5 hectáreas y cuentan con amplias aulas, laboratorios, talleres técnicos, canchas deportivas, laboratorios de ciencias y laboratorios de telecomunicaciones.

El Primer Mandatario informó que estos colegios acogerán a hombres y mujeres para romper con la caduca visión de hacer colegios solo para mujeres o solo para varones. Asimismo, indicó, que con estas dos instituciones educativas, son cuatro los colegios réplicas que se han construidos en Guayaquil. Anteriormente, se construyeron los colegios réplicas Guayaquil: Aguirre Abad y Vicente Rocafuerte.

Dijo que exigirá que los desayunos escolares sean entregados a los niños y jóvenes desde el primer día de clases, luego de identificar que por la organización y la logística desplegadas no han logrado entregar los alimentos a los estudiantes. Muchos de ellos son hijos de familias reubicadas en las parroquias Pascuales, Monte Sinaí y Ciudad Victoria.

La inversión para la construcción de los dos colegios, que abrieron sus puertas hoy, se aproxima a los $ 8 millones . El Ministro de Educación, Augusto Espinoza, expuso que el nuevo modelo de gestión en la educación ha permitido ampliar la cobertura educativa, con infraestructuras que responden a las necesidades que exige el siglo XXI.

Finalmente, el Presidente Rafael Correa, en su discurso inaugural, invitó a los padres de familia a que no se dejen engañar por los traficantes de tierras, que quieren aumentar sus negocios ilegales y millonarios con las invasiones. Cientos de los hijos de familias que fueron desalojadas y posteriormente reubicadas en viviendas dignas, ahora están matriculados en los Colegios Réplicas que favorecen a la niñez y juventud de los sectores más vulnerables. SAU/El Ciudadano