Saltar al contenido principal

Presidente Correa hace un llamado de reflexión a los médicos, pero anuncia que no cederá ante las amenazas

Gualaceo (Azuay).-  “No vamos a dar marcha atrás”, recalcó el Presidente Rafael Correa, en un mensaje a la nación que emitió esta noche, luego de los anuncios de renuncias que hicieran varios médicos de los centros de salud públicos, por su desacuerdo con el proyecto de Código Orgánico Integral Penal, que está la Asamblea.

El Mandatario hizo un llamado a los médicos para que no se dejen engañar por gremios opositores, y al pueblo para permanecer unido frente a este nuevo intento de desestabilizar contra el Gobierno.

Una protesta política

La sospecha de que la protesta es política, se agranda. Por ejemplo, hasta esta hora existe una sola dimisión oficial, la de Juan Barriga, médico del Pablo Arturo Suárez de Quito, quien ya tenía pensado retirarse antes de que se debatiera el COIP.

El Gobierno siempre ha dialogado con los médicos. Antes de redactar las reformas el Código Integral Penal, la conversación con los galenos fue constante y con varios de sus  representantes.  Luego de esas reuniones, recalcó el Presidente, el 85 por ciento de sus pedidos fue recogido en el texto del Código Integral Penal que sigue en la Legislatura.

Sin embargo,  hoy se escuchan voces de médicos -especialmente, de los que siempre se opusieron a cualquier medida- que llaman a la renuncias y dejar sin atención a los centros de salud estatales.

Lo peligroso es que estas voces politizan la protesta y se esconden otros intereses detrás de este presunto malestar, porque incluso uno de los sentenciados por injuriar al Presidente (Carlos Figueroa, sentenciado en tercera instancia por la Corte Nacional de Justicia, junto al asambleísta Cléver Jiménez y su asesor Fernando Villavicencio) sería uno de los galenos que azuzan a sus colegas.

También hay indicios que demuestran que está queja estaba preparada para intentar afectar al Gobierno, porque cualquiera que hubiera sido el resultado de la redacción del artículo en el Código Integral Penal se preparaba la protesta.

Una muestra es la carta de los médicos del Hospital del Seguro Social de Ambato, que sostiene falsamente que el artículo del COIP se constituye como un modelo persecutorio, y convierte al ejercicio de la más noble de las prácticas profesionales en un acto delictivo. “Esta es una mentira, es una gran falsedad”, dijo el Jefe de Estado.

El anacrónico Código Penal y la nueva propuesta de COIP

El Mandatario recordó que la sanción a la mala práctica profesional -no solo médica- está en la Constitución que fue aprobada por todos los ecuatorianos. Específicamente en el  artículo 54 que sostiene que todos los profesionales serán responsables de sus acciones.

Incluso, el actual Código Penal existe un artículo que sanciona con pena de hasta dos años la mala práctica profesional. En esta norma es llamada homicidio inintencional y  está en el artículo 459, el cual dice que será reo el que cause el mal (muerte) por faltas de previsión o precaución.

Esta norma es muy general y afecta más a los profesionales, como a los médicos.  En cambio, la norma que está en manos en la Asamblea, para su aprobación,  es más específico y claro.

“Escuche bien Ecuador: para que vea como se tergiversa la sanción. ¿Saben cuántos médicos pueden ser sancionados con este artículo tan general?, Hoy el artículo es más preciso, se protege al profesional y la víctima”, recalcó.

El artículo 146 del Código Integral sostiene se considerará como homicidio culposo por mala práctica profesional si la muerte se produce por acciones innecesarias, peligrosas e ilegítimas.

Además, se explica que para la determinación de la infracción al deber objetivo de cuidado debe concurrir lo siguiente: la mera producción del resultado, no configura infracción al deber objetivo de cuidado; la inobservancia de leyes, reglamentos, ordenanzas, manuales, reglas técnicas aplicables a la profesión; el resultado dañoso debe provenir directamente de la infracción al deber objetivo de cuidado y no de otras circunstancias independientes o conexas; y, se analizará en cada caso la diligencia, el grado de formación profesional, las condiciones objetivas, la previsibilidad y evitabilidad del hecho.

El Presidente Correa dijo que delimitación de este artículo bajo los preceptos acciones innecesarias, peligrosas e ilegítimas fueron pensadas para evitar que conductores irresponsables pongan en riesgo la vida de personas; pero que al ser más específico protege a todos los profesionales y en el caso de los médicos, es falso, por ejemplo, que una operación de urgencia sea castigada, como han dicho los voceros de los galenos.

Un llamado presidencial

El Jefe de Estado también llamó a las víctimas de mala práctica médica que cuente sus experiencias, especialmente en centros médicos clandestinos que terminaron con la vida de muchas personas.

Esos testimonios también son importantes para que se conozca que no se quiere perseguir a los médicos, sino a aquellos que deliberadamente jugaron la vida de las personas.

Por último, el Mandatario dijo que no se descarta declarar en emergencia el sistema y que existe una lista de alrededor de 750 especialistas de otros países que están dispuestos a venir a trabajar en el país, en caso de que se confabulara la crisis en los centros de salud. CIT/El Ciudadano