Saltar al contenido principal

Presidente Correa denunció ante la UNESCO la Mano Sucia de Chevron

París (Francia).- El Presidente de la República, Rafael Correa, dictó una conferencia en el Plenario de la UNESCO, donde denunció la contaminación que dejó Chevron en la Amazonía ecuatoriana.

“Quisiera aprovechar este foro para denunciar una vez más al mundo, un desastre ambiental 85 veces mayor que el derrame de British Petroleum en 2010 y 18 veces más grande que el de Exxon Valdes en Alaska en 1989”, dijo como introducción el Jefe de Estado en el Plenario.

Informó que la petrolera Texaco, hoy Chevron, operó hasta 1992, tiempo en el cual destrozó el medio ambiente y la naturaleza de la zona por lo que hace 20 años fue demandada por las comunidades afectadas.

Dado que perdió el juicio y ha sido condenada a pagar una fuerte suma de dinero, la petrolera se ha dedicado a afectar el prestigio de las cortes ecuatorianas y de paso la reputación del Gobierno ecuatoriano.

El Tratado de Inversión en el cual se basa la supuesta defensa de Chevron no aplica para un juicio entre privados, explicó el Mandatario, y -lo más grave- Texaco dejó el país en 1992 y dicho documento entró en vigencia en 1997, es decir, cinco años después.

En forma inaudita el Tribunal Arbitral se declara competente y ordena detener la sentencia contra Chevron. “Es decir se acabó la soberanía del país y la independencia de las cortes”, manifestó, denunciando -de paso- cómo estos tratados atentan contra la soberanía de los pueblos y cómo los Centros de Arbitraje están copados por las transnacionales.

En otro tema, aseguró que el imperativo moral mundial es superar la pobreza ya que esta no es fruto de la escasez de recursos, sino de una mala repartición de los sistemas injustos y excluyentes. “No puede haber libertad sin justicia, en regiones tan desiguales como América Latina”, expresó.

Añadió que el problema del desarrollo no es técnico, sino político, es decir quién manda en una sociedad, las élites o las grandes mayorías, el capital o los seres humanos, la sociedad o el mercado. “Eso está en la raíz de la crisis europea, todo está en función del capital, sobretodo del capital financiero”.

Manifestó, entonces, que la solución de la crisis pasa por recuperar el control de los ciudadanos sobre el capital, y por ende de la sociedad sobre el mercado.

Se trató de la 37 Conferencia de la asamblea General de la UNESCO, donde el Presidente recalcó que Ecuador tiene los cuatro mundos, en referencia a las regiones naturales del país, posee catorce nacionalidades y dos pueblos no contactados.

Al acto asistieron Lautaro Pozo, representante del Ecuador ante el organismo, Irina Bokuva directora General de la UNESCO, Carlos Játiva, embajador ecuatoriano en Francia y el resto de la delegación del país. /SD El Ciudadano