Saltar al contenido principal

Presidente Correa: CIDH no tiene potestad para dictar medidas cautelares

Guayaquil (Guayas).- Durante el conversatorio de prensa que mantuvo el Presidente de la República, Rafael Correa, reiteró que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, no tiene atribuciones para dictar medidas cautelares en un país soberano como Ecuador.

Esto a propósito de las medidas cautelares que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos dictó a favor de Cléver Jiménez, Carlos Figueroa y Fernando Villavicencio, condenados por la justicia ecuatoriana por haber injuriado al Jefe de Estado, acusándolo sin pruebas de delitos de lesa humanidad.

El Presidente rechazó que la CIDH haya solicitado estas medidas cautelares sin haber revisado correctamente la información suministrada sin considerar todos los elementos necesarios del juicio.

“Un grupo de burócratas sin atribución ordenan a la Republica que reviertan una sentencia ejecutoriada, así de simple, de un país soberano. Es inaudito”, dijo, al tiempo de añadir que el dictamen del documento de la CIDH critica la ley ecuatoriana por no estar de acuerdo. “Esto nos demuestra la urgencia de renovar el Sistema Interamericano de Derechos Humanos”, acotó.

Recordó que la CIDH ha interpretado como libertad de expresión a una demanda penal patrocinada por un abogado, la cual, dicho sea de paso tuerce los hechos del 30 de Septiembre de 2010, como se ha demostrado ampliamente, mientras los medios de comunicación, evidentemente no han analizado ni informado las razones del juicio.

Según esta demanda abiertamente falsa, aquel día, el Presidente se instaló en el Hospital de la Policía donde hizo su cuartel de operaciones para simular un aparente secuestro, como intento para cubrir su “crimen” de ordenar una incursión armada a la casa de salud.

Y por si fuera poco, el documento reza que existe la versión de que a media mañana de aquel día, el Presidente habría abandonado el Hospital para dirigirse al Instituto Tecnológico Equinoccial, desde donde hizo algunas llamadas telefónicas antes de retornar al hospital y seguir actuando como retenido.

Ante tales aseveraciones, el Mandatario aseguró que solicitar indulto a favor de quien se jacta de su maldad y su delito tiene un solo nombre: Impunidad. /SD El Ciudadano