Saltar al contenido principal

Presidente anuncia la entrega de 200 unidades del milenio que cubrirán la demanda educativa de 2014

Manta (Manabí).- El primer Mandatario, Rafael Correa, informó en Manta que 200 unidades educativas del milenio abrirán sus puertas en este año, con la finalidad de solventar la demanda académica en el sector público y erradicar el trabajo adolescente.

Las 200 unidades del milenio -con un valor unitario de cuatro millones de dólares- implican una inversión de 800 millones de dólares en 2014, que, según el Presidente, se trata de un enorme esfuerzo técnico y presupuestario para que los estudiantes alcancen una educación digna.

Dijo que esos 800 millones, coincidencialmente, representan la misma cifra del subsidio al gas licuado de petróleo (GLP) y, por tal motivo, hizo un llamado a la concientización sobre las necesidades preponderantes y actuales de la población, para cuidar los recursos estatales.

Este 2014  también se remodelarán 226 colegios. El Gobierno proyecta, a mediano plazo, la construcción de 900 unidades educativas del milenio y la reparación integral de 4.600 establecimientos actuales.

“Los pobres necesitan justicia, oportunidades, una educación pública, de acceso masivo y absolutamente gratuito”, señaló el Gobernante, ante el aplauso de cientos de personas que llegaron a la inauguración del colegio réplica Manta.

Infraestructura en unidades provisionales

Ante los cuestionamientos imprecisos de la prensa, principalmente privada, sobre la creación de unidades educativas provisionales, Rafael Correa fustigó ciertas declaraciones malintencionadas que buscan desgastar al Gobierno.

Y destacó que se han invertido 28 millones de dólares en la construcción de mil establecimientos educativos provisionales. Cada aula tiene una capacidad de 40 estudiantes y han sido levantadas por dos causas relacionadas: una, la alta demanda académica en el sector público; y, dos, los términos en el trabajo de las nuevas unidades del milenio.

Aseguró que las entidades provisionales tienen mejor calidad constructiva que aquellos colegios construidos por la partidocracia. Enfatizó también que la educación unidocente, donde había  “escuelitas” con 30 alumnos, debe ser erradicada en el país.

“A no perder el paso. No hay que demorarnos un instante más”, dijo el Presidente para que se cumpla la revolución educativa. Por tal motivo, dijo que los recursos naturales no renovable del país deben ser utilizados responsablemente para derrotar a la miseria en el país.

Disminución del trabajo adolescente en el país

El Presidente Correa señaló que el trabajo adolescente se redujo en Ecuador: al pasar del 34% de 2006 al 13% en 2013. “Hay que erradicar el trabajo infantil y adolescente. Tienen derecho a educarse. La eliminación en las barreras de la educación solamente es decisión política”, puntualizó.

“Prohibido olvidar”, dijo el Mandatario, al recordar que la educación pública no era gratuita en Ecuador porque existía la matrícula obligatoria, disfrazada de “contribución voluntaria”. Es así que aquellos padres de familia sin dinero no podían educar a sus hijos.

La anarquía en la matriculación, los guardias vendiendo turnos para las inscripciones, las entidades educativas en pésimas condiciones son características de la vieja educación.

Ahora Ecuador avanza hacia las unidades del milenio,  donde se enseñe con calidad y calidez, donde hasta los propios padres de familia puedan capacitarse y hacer deporte, en verdaderos escenarios deportivos. DEO/El Ciudadano