Saltar al contenido principal

Plaza de la Independencia cambia su ritmo por 30 minutos

Quito (Pichincha).- La Plaza de la Independencia es un ícono de la historia del país. Enclavada en el corazón de Quito, este lugar se mueve al pulso de sus visitantes: hombres, mujeres, niños, ancianos, ecuatorianos y extranjeros.

A las 10:00, todos parecen que tienen algo que hacer: llegar a una oficina, tomar una fotografía, conversar con un amigo o saborear un helado. Una hora más tarde, el ritmo de la Plaza Grande cambia, la mayoría se ubica al frente del Palacio de Carondelet para participar en la ceremonia de Cambio de Guardia.

Este es un acto que lo impulsa el Presidente de la República, Rafael Correa, para fortalecer el civismo de los quiteños y ecuatorianos. Ese momento, cientos de personas hacen una pausa de sus actividades para entonar el Himno Nacional, recordar a nuestros héroes y también para saludar al Primer Mandatario.

Hoy, en el Cambio de Guardia también estuvo el Vicepresidente, Jorge Glas y los alcaldes de Tena, Washington Varela, y de Muisne, Paúl Vélez. Además, participaron el presidente del Club Sport Emelec, Nasib Neme, el equipo de preferencia del Presidente Correa.

A las 11:00, el Jefe de Estado salió al balcón de Carondelet y saludó con la ciudadanía. Ese momento, recibió los aplausos de los asistentes que querían llamar la atención con sus manos o levantando pequeñas banderas tricolor.

La ceremonia empieza y por 30 minutos los movimientos sincronizados de los Granaderos de Tarqui se llevan la atención de los participantes, algunos, especialmente los extranjeros, quieren perennizar su vivencia en un video. Todos están atentos a la izada a la bandera nacional y con respeto entonar el himno nacional.

El acto se termina y la Plaza Grande acelera su movimiento. La gente camina y sigue contemplando la belleza del centro quiteño. CIT / El Ciudadano