Saltar al contenido principal

Nueva Unidad de Flagrancia constituye una muestra más de la nueva Justicia en Ecuador

Quito (Pichincha).- La nueva Unidad de Flagrancia que opera en el centro norte de Quito es un ejemplo más de la eficiencia que produce la coordinación de las instituciones del Estado, en base al mandato popular de reestructuración de la justicia ecuatoriana, del 7 de Mayo de 2011.

Así queda atrás la época en que los ciudadanos demoraban de un lugar a otro, en busca de un servicio de justicia como el que ahora atiende esa edificación, ya sea en temas como robo, violencia intrafamiliar, atentados contra la vida, narcotráfico, etc.

Esta unidad reporta el trabajo coordinado de la Fiscalía, Ministerio de Justicia, Consejo de la Judicatura, Ministerio del Interior y Defensoría Publica.

La unidad cuenta con 12 fiscales, 13 jueces, juzgados de flagrancia de contravención y tribunales penales que trabajan los 365 días del  año. Esto garantiza que las causas sean resueltas en 24 horas o máximo un mes.

En tres meses se han calificado como delitos a 437 detenciones, de las cuales  se han resuelto el 52%.

El Presidente de la República, Rafael Correa, en su intervención, explicó que ese es el resultado de la interdependencia de las funciones del Estado para poder sacar adelante el país. “Es un gran paso para acabar con la impunidad por un lado, pero también para terminar con el atentado  a los Derechos Humanos”, acotó.

El Fiscal Galo Chiriboga explicó que se ha trabajado de manera estratégica para lograr una gestión procesal, antes inexistente en el país, como parte del resultado dispuesto por el pueblo ecuatoriano en el sentido de modificar la administración de la Justicia en Ecuador. /SD El Ciudadano