Museo

“El Palacio de Carondelet se Convierte en Museo”
Museo Palacio de Carondelet

 

La sede de la Corona española en la Audiencia de Quito funcionó cerca del convento e iglesia de La Merced (actuales calles Cuenca y Chile)  hasta alrededor del año 1611, cuando murió don  Diego Suárez de Figueroa, secretario de la Audiencia, quien era dueño del palacio edificado en la plaza central. Don Juan Fernández de Recalde, presidente de la Audiencia, en ese entonces, informó al rey que dicho inmueble se encontraba en remate y la Corona lo adquirió.

Tiempo después, el sucesor del presidente Recalde, don Antonio de Morga, informó al rey que las Casas Reales eran indignas de llevar ese apelativo, pues eran estrechas y muy viejas, por lo que propuso comprar las casas adyacentes. El terremoto de 1627 forzó a comprar los edificios vecinos, que por su vetustez fueron reedificados de cantería y ladrillo. De allí en adelante el poder de la Audiencia se radica frente a la Plaza Mayor.

En el año 1799 el Barón Luis Héctor de Carondelet es designado presidente de la Audiencia y en el año de 1801 contrata a Antonio García, de origen español, quien bajo la dirección del Barón de Carondelet realiza los trabajos de readecuación y mejoras  en el Palacio de la Audiencia y en la Catedral, además dirigió los trabajos en las arquerías del alcantarillado y en la refacción del edificio de la cárcel.

Durante la época republicana los presidentes constitucionales, interinos y dictadores han despachado desde este edificio, que es la sede del Gobierno de la República del Ecuador. Además, en el tercer nivel del Palacio se encuentra la Residencia Presidencial, en donde vive, opcionalmente, el Presidente de la República.

Actualmente la Presidencia y la Vicepresidencia de la República, así como el Ministerio de Gobierno, ocupan el Complejo de Carondelet, que integra a los edificios del antiguo Correo (en la calle Benalcázar, entre Chile y Espejo) y el Palacio de Gobierno, separados por la cochera.

Galería de Imágenes

El Presidente de la República, Rafael Correa, considera que “El Palacio de Gobierno y la residencia Presidencial son Patrimonio Cultural de los ecuatorianos”, por eso se convertirá en un museo accesible a todos quienes deseen visitarlo.

Con ese propósito, se están organizando áreas para ubicar los objetos de acuerdo con sus contextos culturales, a fin de que sean accesibles a la vista de todos, para lo cual se utilizarán varios salones y espacios dentro del Palacio.“

Los regalos son de todos, porque el presidente Rafael Correa, representa a todos los ecuatorianos”, por esta razón se realiza, y se envía una carta de agradecimiento, a quienes dieron los obsequios.  Es pertinente mencionar que los regalos de personas particulares  entregados al señor Presidente, son inmediatamente devueltos.

Inclusive se ha devuelto, la condecoración al mérito que le impusieron el día de la transmisión del mando, ya que el primer mandatario Rafael Correa, manifestó que no ha hecho ningún merito para llegar a la Presidencia, “si hiciera un merito personal, merezco una condecoración, pero esto no es ningún merito, mi labor es la de trabajar, es un servicio, y un deber, que estoy prestando a los ecuatorianos”.
Para realizar este trabajo, María del Carmen Molestina, investigadora, doctora en Arqueología, y ex directora del museo del Banco Central, realiza el inventario y determina los lugares donde se expondrán los regalos que el presidente Correa viene recibiendo desde su posesión.  Además que localiza los objetos y muebles antiguos pertenecientes al Palacio, para ponerlos en valor cultural, y entren en la galería de exhibición.

A juicio de la investigadora, quien manifestó “Es impresionante como a través de los años se ha  saqueado al Palacio de Carondelet”, la mayor parte de los muebles y artículos que podemos apreciar hoy, son nuevos, incluso se han sacado algunos de los apliques en bronce de los muebles desde la época de García Moreno, poniendo replicas en plomo con spray dorado.

La averiguación va dirigida a establecer, desde cuándo empezó el “saqueo”. Haciendo un poco de historia, el Palacio de Carondelet  fue restaurado en la presidencia del doctor Camilo Ponce Enríquez, y  hasta la presidencia del ingeniero León Febres Cordero, todo estaba perfectamente bien, es a partir de ahí que ya no se tiene conocimiento sobre la suerte de las diferentes pertenencias de la Casa Presidencial. Adicionalmente María del Carmen Molestina, asume  que todo se conservó bien hasta la presidencia del doctor Rodrigo Borja.

Señaló, que en la actualidad con la  presidencia de  Rafael Correa se presenta la oportunidad de otorgar a todos los regalos, un valor cultural, histórico, etnográfico, ya que todos son objetos que representan y materializan costumbres, tradiciones, ideologías y pensamientos de los diferentes grupos étnicos ecuatorianos.

Todo lo que el señor Presidente recibe en sus diferentes visitas, entrega a su seguridad, quienes son los encargados de hacer la entrega formal a la investigadora con el correspondiente listado, para que los añada al inventario.