Saltar al contenido principal

Presidente Correa: Decir que se privatizará el agua es una grosera mentira

Quito (Pichincha).-  El Presidente Rafael Correa acudió a la Plaza de la Independencia para acompañar a las decenas de organizaciones sociales que llegaron hasta el Palacio de Carondelet para respaldar el contenido de la Ley de Recursos Hídricos. Aquí manifestó enfáticamente que dicho marco legal no pretende privatizar el líquido vital como falsamente han difundido los sectores opositores.

“Somos más, muchos más”, dijo en su discurso a los miles de indígenas, montubios, afroamericanos, pescadores, agricultores, campesinos y ciudadanos que se congregaron desde horas de la mañana en la Plaza de la Independencia para apoyar al proyecto de ley,  que fue aprobado hace pocos días por el legislativo.

En su discurso se refirió al fracaso que tuvo la convocatoria que hicieron los sectores de oposición a su movilización, e instó a quienes quieren imponer su agenda política a que ganen las elecciones democráticamente. “Lo que buscan es defender tan solo sus espacios de poder”, reflexionó, añadiendo que el rechazo de estos políticos a las iniciativas del Gobierno ha sido constante en temas como el areteo, la Ley de Comunicación, las Escuelas del Milenio, el transporte, diversificación de la matriz energética, salud, entre otros.

Recalcó que el proyecto de Ley de Aguas democratizará el manejo del recurso vital y que su privatización está prohibida no solo en su contenido, sino en la Constitución de forma taxativa. “No hay Gobierno que haya protegido más la Pachamama que este Gobierno de la Revolución Ciudadana”, aseveró, criticando a la posición que ha mantenido organizaciones como la Conferencia de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) y el Movimiento Popular Democrático (MPD), a quienes definió como conservadores, pues se oponen a todos los cambios propuestos.

Hizo un llamado a las miles de juntas de agua para que se revelen contra los malos dirigentes que manipulan y hasta chantajean a dichas juntas con intereses políticos y multas. Asimismo, extendió ese llamado a los verdaderos dirigentes indígenas y pueblos ancestrales  y minorías étnicas a separarse de los “tira piedras” y la seudo izquierda cómplice de la derecha.

La Carta Magna, en su artículo 318, establece claramente que el Estado será el “responsable directo de la planificación y gestión de los recursos hídricos que se destinarán a consumo humano, riego que garantice la soberanía alimentaria, caudal ecológico y actividades productivas, en este orden de prelación”. También establece al Estado como la autoridad única del agua en el Ecuador.

Previo al segundo debate de la Ley de Aguas –aprobada con 103 votos  el 21 de junio pasado- se realizó una consulta prelegislativa con la participación de 1.492 organizaciones a nivel nacional con cerca de 1.600 reuniones en todo el país. /SD El Ciudadano