Saltar al contenido principal

Más de 2.000 familias serán beneficiadas con la legalización de terrenos en barrio Guadalupe Larriva

Coca (Orellana)._El Presidente Rafael Correa visitó el barrio Guadalupe Larriva para presenciar el acta de legalización de los terrenos que eran del Iniap a 2.000 familias y que se asentaron en esa zona en el 2007. Las 98 hectáreas que recibirán los habitantes tienen un costo aproximado de $ 20 millones.
El primer Mandatario dijo que esas invasiones serán atendidas con agua potable y alcantarillado, pero advirtió que si esos terrenos hubiesen sido invadidos en el 2010, el Gobierno nacional los habría desalojado.
En el 2009, el Presidente Correa dispuso que las invasiones deben terminar en el Ecuador y que todas las invasiones que se construyan desde el 2010 sean desalojadas. El acta de legalización de los terrenos fue firmada por el ministro de Desarrollo Urbano y Vivienda (Miduvi), Diego Aulestia, el gerente de Ecuador Estratégico, Ciro Morán, y la alcaldesa de Francisco de Orellana,  Anita Rivas.
El jefe de Estado expresó que la Amazonía no será postergada nunca más y agregó que de esa zona sale la riqueza que durante más de 40 años ha mantenido al Ecuador,  y ya era hora de que esa riqueza en primer lugar beneficiara a los pobres de la Amazonía. “Esta debió ser la región más próspera. La que tuviera las mejores carreteras, hospitales, centros de salud y escuelas”, aseveró el Mandatario y añadió que la inequidad en la Amazonía se terminará.
El Presidente Correa, también, advirtió que la legalización de estos terrenos forma parte de estos pasos para superar la pobreza, pero suscitó una reflexión respecto a las invasiones y dijo que muchas veces en la desesperación de resolver los problemas, se cae en acciones anarquicas y situaciones peores que las que se quiere evitar. “Esto es así siempre. Si ustedes están en un estadio repleto y se acaba el partido de fútbol, todos quieren regresar rápido a la casa. Individualmente la mejor estrategia es ir a la salida, pero si los 50 mil espectadores se dirigen a la salida, nadie sale”, expresó el primer Mandatario, para ejemplificar que el peor de los mundos se puede generar con el desorden y la falta de prevención y planificación.
Asimismo, el Presidente Correa indicó que ya es hora de acabar con esa tradición de hacer primero las viviendas y luego el agua potable y el alcantarillado. En su intervención, el jefe de Estado informó que se llevará adelante la Revolución Urbana para poner fin a este mal de las invasiones que afectaron a diversas ciudades del Ecuador. “Tiene que parar este crecimiento desordenado de estas ciudades”, dijo el Presidente Correa y añadió que este fenómeno hace que los más afectados sean los mismos pobres que en muchas ocasiones caen en manos de inescrupulosos traficantes de tierra.
Por su parte, el titular del Miduvi, Diego Aulestia, expuso que el derecho a la ciudad obliga a pensar en las generaciones futuras para que todos tengan vivienda digna, salud, recreación y transporte, y dijo que el Gobierno nacional trabajará en el 2014 para asegurar el bienestar colectivo en condiciones de igualdad y justicia social. (SAU/El Ciudadano)