Saltar al contenido principal

Mandatario revisará decisión de no lanzarse a la reelección

Quito (Pichinchha). El Mandatario Rafael Correa anunció que revisará su decisión de no presentarse a una nueva reelección presidencial en los comicios del 2017, previa una enmienda constitucional.

“Es mi deber revisar la sincera decisión de no lanzarme a la reelección”, dijo el Mandatario en su habitual Enlace Ciudadano 363, difundido desde el barrio de Cutuglahua.

El mandatario reiteró que es su deber comunicar que ha decidido revisar “la sincera decisión” de no lanzarse a una nueva reelección debido a “los nubarrones” que, según observa, acechan a la Revolución Ciudadana.

La Constitución de Ecuador solo permite a un presidente ser reelegido tras pasar un periodo fuera del poder, por lo que la eventual reelección planteada por Correa exigiría una nueva reforma de la Carta Magna, aprobada en 2008.

“Tengo la responsabilidad de garantizar que este proceso de la Revolución Ciudadana sea irreversible”, dijo el Mandatario.

El gobernante dijo que esa postura obedece al avance que tuvo la derecha en los comicios locales del pasado domingo 23 de febrero y agregó que considera necesario levantar las restricciones constitucionales, ” sí creo que hay que pensarlo seriamente y hay que dejar la puerta abierta en caso de que esos nubarrones se hagan más
grandes”, manifestó.

El Mandatario señaló que al margen de cualquier cálculo matemático, la derecha “se ha inflado, ha salido fortalecida”.

A su criterio, la derecha que ganó en Quito no es “silvestre o la la derecha chillona de Nebot, la mediocre de Gutiérrez o la banquera de Lasso”, sino que dijo es “una derecha organizada, con apoyo extranjero, con estrategia de poder en contra de gobiernos progresistas del país”.

Manifestó que su criterio no alude al alcalde electo sino por los grupos de poder que están detrás de él, que sostuvo que está preocupada por el capital y las transnacionales, “tienen un modelo antinacional y antiopatriótico, con estrategia de poder, con relaciones internacionales, en un marco claro de ofensiva ante gobiernos progresistas de la región”.