Saltar al contenido principal

Los causantes del Ecuador imposible para los pobres, no pueden hablar de un “país posible”

Cuenca (Azuay).- El Gobierno Nacional a través del Presidente de la República, Rafael Correa Delgado, rindió homenaje a la ciudad de Cuenca por sus 192 años de independencia, con actos que iniciaron con la colocación de una ofrenda floral en el parque Calderón de la ciudad.

Durante su intervención, el Jefe de Estado recordó que la ciudad de Cuenca es una de las más cultas del Ecuador y en donde jamás ha logrado entrar el populismo, ni siquiera aquel algo ilustrado de Velasco Ibarra, el cual nunca triunfó en la Atenas del Ecuador, comentó.

No obstante, afirmó que uno de sus mayores orgullos personales es que la Revolución Ciudadana jamás ha perdido en Cuenca, y aquello es la mejor respuesta a quienes por mala fe o ignorancia confunden la popularidad del Gobierno con populismo, cuando en realidad, manifestó, “somos el Gobierno más técnico de la historia del país, pero también imbuidos de un profundo humanismo y repletos de hambre de justicia”, destacó.

Correa reiteró que en Cuenca nunca ha entrado el populismo, y tampoco entrará, “peor aún aquel populismo del capital. Que no nos vengan hablar de un “país posible”, cuando han sido los ejecutores del Ecuador imposible para las grandes mayorías, para los pobres”.

Recordó lo vivido en las últimas décadas en el país por parte del populismo del capital. “Sí. Si la acepción peyorativa de populismo es demagogia, soluciones corto placistas, clientelismo político, atentado al estado de Derecho por obtener el favor de ciertos grupos, ¿qué mayor populismo del capital que el feriado bancario, qué mayor clientelismo que los subsidios no a los pobres, sino a los ricos?”, criticó mientras los asistentes a la sesión solemne aplaudían con fuerza.

En ese contexto, el Primer Mandatario pidió a los ciudadanos no olvidar a aquellos que en la actualidad hablan de subsidios, los mismos que fueron los ejecutores de los mayores subsidios de la historia que no fueron para los pobres, sino para los ricos como la sucretización de las deudas privadas externas, en 1983, que costó más de mil millones de dólares, y el salvataje bancario de 1999, que costó más de seis mil millones de dólares, alrededor de dos mil millones directamente de los depositantes, que vieron sus depósitos inconstitucionalmente incautados a 10000 sures por dólar, y se los devolvieron en dólares a 25000 sucres por dólar, es decir, quitándoles un 60% del ahorro.

“¡Prohibido olvidar! ¿Qué dijeron entonces los que hoy nos hablan de subsidios y populismo? ¿Qué dijeron cuando se cobraban tasas de interés de más del 20% en dólares, pero las empleadas domésticas tenían un sueldo básico de 80 dólares?, la tercerización laboral y el contrato por horas eran generalizados. ¿Qué dijeron y qué dicen cuando hay ejecutivos bancarios que ganan 70000 dólares mensuales, mientras que sus empleados ganan en promedio cien veces menos?”, puntualizó.

Agregó que es la primera vez en la historia del Ecuador que se socializan las ganancias de la banca y pidió a la ciudadanía cuencana estar alertas a lo que suceda en la Asamblea Nacional en torno a al proyecto de ley de Reforma Tributaria. “Atento, Cuenca, para ver quién es quién en la Asamblea Nacional. Aquí nos encontrarán más revolucionarios que nunca, y el pueblo ecuatoriano sabrá elegir en febrero próximo entre volver al pasado o seguir construyendo con manos limpias un futuro mejor”, sostuvo.

El Primer Mandatario hizo un recuento de las obras que se han ejecutado en Cuenca con el aporte del Gobierno Nacional como la Rehabilitación de la vía Cuenca – Molleturo- El Empalme; la implantación del puente Misicata sobre el rio Yanuncay; la carretera Cuenca- Loja.

La inauguración del intercambiador de tráfico de la avenida Gran Colombia, Av. de las Américas y Av. Ordoñez Lazo; “y continuamos con el mantenimiento de toda la vialidad de la provincia del Azuay, incluida la vía que conecta con la provincia amazónica de Morona-Santiago, la Paute-Guarumales-Méndez, avanzada en un 60%, que conecta con la Méndez-Morona y constituye uno de los ejes multimodales que nos convierte en la puerta del Pacífico y nos permite salir por vía fluvial hacia Brasil y el Atlántico”.

No obstante, puntualizó que lo mejor para Cuenca está por venir, en ese sentido anunció que en 2014 el Tranvía entrará en funcionamiento, con una inversión total de 232 millones de dólares, cuyo diseño contempla 14 kilómetros de recorrido, con 20 estaciones. En el primer año de funcionamiento se estima que se realizarán alrededor de 106.000 viajes por día, para lo cual se necesitarán 14 tranvías en circulación, en tanto que para el 2020 los viajes ascenderán a 130.000 diarios; éste será el mayor sistema de transporte masivo de Cuenca y un gran incentivo turístico también, pues su recorrido se entrelaza con el cauce y la belleza escénica de los cuatro ríos: Tarqui, Yanuncay, Tomebamba y Machángara; por eso, se lo ha bautizado como “Tranvía Cuatro Ríos”.

“La Patria vuelve con la educación, la salud, la vialidad, la vivienda, con una clara opción preferencial por los más pobres y postergados, priorizando al ser humano sobre el capital. Aquí, en esta Cuenca querida, en este bastión de historia y cultura, levantamos una Patria diferente. Con el apoyo popular, con la confianza de la ciudadanía cuencana y con sus votos, la Revolución Ciudadana no tiene vuelta atrás. ¡Vamos hacia la segunda y definitiva independencia!”, finalizó. AÁT/ElCiudadano