Saltar al contenido principal

Los afectados por la contaminación de Chevron en la Amazonía exigieron justicia en la ONU

Nueva York (Estados Unidos).- Varias personas que fueron perjudicadas por la contaminación que dejó Chevron-Texaco en la Amazonía ecuatoriana, entre 1964 y 1990, pidieron justicia y la reparación de los daños ambientales ocasionados por la empresa petrolera.

Sus planteamientos fueron escuchados en el evento, “Derechos Humanos, Medio Ambiente y Transnacionales- El caso Chevron-Texaco en el Ecuador”, que se llevó a cabo en el marco del 68 Período de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas, en el que también el Ministro de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, Ricardo Patiño, denunció la campaña difamatoria que impulsa compañía en contra del Estado ecuatoriano.

“Queremos agua y justicia. Hoy no sirve ni la agricultura y nuestras familias se enferman, si no se hace una buena remediación, ningún remedio será bueno”, expresó José Sinche, uno de los afectados por la contaminación de Chevron-Texaco en la Amazonía ecuatoriana, quien habló ante la ONU de la tragedia que viven los campesinos del sector.

Por su parte, Carmen Zambrano, otra de las afectadas aseguró que “ellos (Chevron), defienden la parte económica pero no la vida, el agua no nos sirve ni para beber, es agua contaminada y nos está enfermando”, concluyó.

En ese contexto, varios líderes y autoridades de diferentes países expresaron su solidaridad con Ecuador y los afectados amazónicos, y respaldaron la propuesta del país de avanzar en el Observatorio Internacional de Empresas Transnacionales.

Martin Khor, Director Ejecutivo del Centro del Sur (una organización intergubernamental de países en desarrollo con sede en Ginebra, Suiza), quien asistió al evento organizado por Ecuador, manifestó: “Quiero expresar mi solidaridad con Ecuador por la tragedia y contaminación que dejó la petrolera en Ecuador. Los Tratados de Inversión son la raíz del problema, tienen clausulas muy peligrosas, muchas veces no las conocemos. Otro problema es que el sistema de arbitraje es muy corrupto poco transparente y sin posibilidad de apelación”, expresó.

Khor además destacó la iniciativa ecuatoriana de realizar en Guayaquil la Primera Conferencia de Países Afectados por las Transnacionales, la cual dijo, “es el comienzo de la lucha a la que muchos países se están sumando y a la que debe unirse la sociedad civil”. Finalmente insistió además que mientras existan estos tratados los países no podrán avanzar en los objetivos de desarrollo del 2015.

Al foro asistieron también entre otras autoridades, Heraldo Muñoz, subsecretario general de las Naciones Unidas y director para América Latina del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), así como, los cancilleres de Cuba, Bruno Rodríguez, y de Nicaragua, Samuel Santos. Cancillería-DEO/El Ciudadano