Saltar al contenido principal

Legisladoras pro aborto traicionaron la confianza política de Alianza PAIS

Tres momentos de deslealtad en contra de un acuerdo de hace dos años

Guayaquil (Guayas).- El Presidente Rafael Correa fue enfático: no existe división en el bloque legislativo de Alianza PAIS, a pesar que un grupo minúsculo de legisladoras rompió la confianza política y la coincidencia ideológica del movimiento de gobierno, al intentar incluir ideas pro aborto en el proyecto de Código Orgánico Integral Penal (COIP).

El Mandatario señaló que la semana pasada, el jueves de 10 octubre específicamente, en el Pleno de la Asamblea Nacional se intentó violentar los acuerdos de Alianza PAIS en el tema del aborto, que se establecieron hace dos años, en arduas jornadas de socialización entre los legisladores y la asesoría jurídica de la Presidencia de la República.

http://farm3.staticflickr.com/2829/10300106736_46796ac0d7_m.jpg

En ese contexto, las legisladoras que propusieron despenalizar el aborto por violación, incurrieron en tres acciones de deslealtad con Alianza PAIS: traicionaron la conciencia ideológica, incurrieron en miopía política y contradijeron sus principios morales y/o personales. Así, lo señaló el Jefe de Estado, durante el conversatorio con los medios de comunicación de Guayaquil.

Traición ideológica

La argumentación recogida para la legalización del aborto por violación, a través de la legisladora que mocionó el tema, tiene criterios en contra que no permiten la coexistencia de una verdad irrefutables; es decir, contienen características de falibilidad.

¿Permitir el aborto por violación? No se engañen, los que están con eso, están (a favor) de la total liberación del aborto, y esa es la puerta de salida que quieren dejar”, expuso el Presidente Correa, y recordó que los detractores del Gobierno Nacional, entre ellos los medios de comunicación, se encuentran en contradicción, pues hace varios meses tomaron postura anti gobierno por la entrega técnica de la pastilla del día después, pero ahora se alinean con los grupos pro aborto.

“Por esto (la despenalización del aborto) no votó el pueblo ecuatoriano. Esto ha sido lo más discutido por Alianza PAIS y quedamos en que no se iba a tocar la parte del aborto desde que se envió (el COIP). ¿Ustedes creen que cuando hacemos los proyectos no lo hacemos sin nuestros asambleístas? Lo hacemos. Se llama el hexágono: participa el ministerio correspondiente, los representantes de la Asesoría Jurídica de la Presidencia, los representantes de la Asamblea, y se hace el proyecto. Desde hace dos años ya se consensuó que la parte del aborto no se iba a tocar“, dijo el Presidente.

http://farm8.staticflickr.com/7296/10300091685_cebcdbe5ac_m.jpg

Además acotó que ya para las elecciones pasadas se sabía quiénes eran las “compañeras” que estaban en estas posiciones, muy respetadas pero que no pueden imponerse a la fuerza: “Quedamos para calificar a los candidatos (a las elecciones generales del 17 de febrero de 2013), pero dijimos señores, en esto tenemos que ser orgánicos (tema aborto) y dijeron ‘sí, sí, sí’, para ser candidatos”.

El Mandatario además acotó que el martes 8 de octubre se mantuvo la reunión sobre el COIP, en la que se ratificó el artículo sobre el aborto, sin embrago, dos días después ciertas legisladoras hicieron públicas sus agendas particulares.

“Para quienes les interesa la verdad, el problema no es que pensemos diferentes o que el Presidente impone su criterio, el problema es que se rompió la confianza política. Y eso no lo podemos permitir. Yo he dicho que para que alguien milite en la Revolución hay dos características indispensables -coincidencia ideológica, confianza política- y una deseable -amistad, estimación, cariño, compañerismo-. Se rompió eso, por eso lo llamé traición y me ratifico que fue una traición, y eso no se arregla con palabras bonitas delante de la cámara, y decir ‘te queremos mucho Presidente'”, acotó el Mandatario.

Es así que se atentó contra la militancia, el compromiso ideológico, la organización… “Y eso atentó contra el Código de Ética de Alianza PÁIS”, añadió el Mandatario.

http://farm8.staticflickr.com/7343/10300596776_98e4785a82_m.jpg

Miopía política

El Primer Mandatario  señaló que entre las legisladoras pro aborto existe una miopía política. Es decir, que entre tantas urgencias que tiene Ecuador, se les ocurrió imponer una agenda con un tema moral “tremendamente cuestionable”.

El problema del país entero es la inequidad. La cuestión moral más urgente es la cuestión social, la injusticia, la miseria, la exclusión, la desigualdad.

“Ahora pareciera que ser heterosexual, creer en la familia, ser católico es un pecado. Yo no me voy a avergonzar por ser heterosexual, por creer en la familia, por ser católico. (Eso) nos quieren imponer ciertos discursos, que no comparten la mayoría del pueblo ecuatoriano”, enfatizó el Presidente.

Tema personal

“Lo menos importante, lo personal: Si era tan asunto de conciencia, ¿cómo es que se toman tantas fotos con el Presidente de la República si sabían que era anti abortista? Hace poquitos meses se tomaban todas las fotos para ganar una elección. Lo que sí me molesta es la utilización, pero eso es algo que uno debe enfrentar en la vida, y seguiremos enfrentando“, expresó el Mandatario.

Para el Jefe de Estado, el problema fundamental es que hubo una deslealtad muy grande. Había un compromiso muy claro y ciertos grupos siguieron con sus agendas. “Yo no excluyo después de un año, como la Constitución manda, pedir la revocatoria de ciertos miembros que continúan con estas actitudes y son inadmisibles”, fueron las palabras finales del Presidente. DEO/El Ciudadano