Saltar al contenido principal

Las obras de la Revolución Ciudadana cambian la vida de Cotopaxi

Latacunga (Cotopaxi).-  La mejor evidencia del nuevo Ecuador, es la alegría de su gente. Ese sentimiento se vive con fuerza en el Cotopaxi, donde cientos de ciudadanos acompañaron al Presidente Rafael Correa en un almuerzo y en un improvisado y ameno concierto.

Este día el Mandatario realizó un recorrido por algunas de las principales obras que ejecuta el Gobierno de Revolución Ciudadana en esta provincia. En la mañana estuvo en el nuevo Centro de Salud de Lasso, que no tiene nada que envidiar a una clínica privada; también supervisó la construcción de la moderna cárcel de la sierra norte e inauguró la carretera que unirá Latacunga con La Maná, que es otro camino de hermandad entre la Sierra y Costa.

Esas y otras obras cambiaron el rostro de Cotopaxi y sus ciudades. Por eso, los habitantes de esta provincia acompañaron al Presidente Correa en un almuerzo, que se realizó en el Mercado de El Salto, un moderno centro de ventas que destaca por su limpieza, su orden y por sus exquisitos platos típicos.

El almuerzo duró poco tiempo, porque los cotopaxenses habían preparado un concierto amenizado por el Trío América. Los artistas dieron en el clavo con canciones nacionales, latinoamericanas, baladas, cumbias y otras que fueron del agrado de los asistentes. También fueron del gusto acompañaron al Primer Mandatario que se animó a cantar, mientras los cotopaxenses lo acompañaron con sus voces y sus palmas.

La alegría era evidente y al grito de otra no querían que el Mandatario se despidiera. Estos pequeños momentos rompen la rutina y también sirven para alegrar el espíritu y dar gracias por lo recibido y por lo que vendrá. CIT/ El Ciudadano