Saltar al contenido principal

La Universidad de Barcelona otorga el doctorado Honoris Causa al Presidente Rafael Correa

Barcelona (España).- El primer Mandatario de Ecuador y líder de la Revolución Ciudadana, Rafael Correa, recibió el doctorado Honoris Causa por parte de la Universidad de Barcelona en testimonio y reconocimiento a sus méritos relevantes en los ámbitos académico y político.

El paraninfo de la Universidad de Barcelona se convirtió en el escenario histórico y emotivo de la entrega del doctorado Honoris Causa al Presidente Correa, quien agradeció por el homenaje de uno de los mayores centros académicos de Europa.

“Con inmensa gratitud y en nombre del pueblo ecuatoriano recibo este día el doctorado Honoris Causa que la Universidad de Barcelona nos otorga. Dedico este honor a mis hermanos migrantes, y a la hospitalidad y apertura que han tenido para con ellos Cataluña y su gente”, dijo visiblemente emocionado Rafael Correa.

Didac Ramírez, rector de la Universidad de Barcelona, y los docentes Joan Togores, especialista en Teoría económica, y Joaquim Prats, experto en Historia moderna, presidieron la entrega del doctorado Honoris Causa al jefe de Estado ecuatoriano.

Entre la unánime ovación de los estudiantes, académicos e intelectuales catalanes, el Presidente Correa fue investido también con los guantes blancos que, según Didac Ramírez, son “símbolo de la pureza, signos, los unos y las otras, de la distinción de vuestra categoría”.

Una vez investido como doctor Honoris Causa, Rafael Correa recibió  el “abrazo de confraternidad” de sus hermanos, los académicos catalanes, quienes se “congratulan de ser vuestros hermanos y compañeros”.

Joan Togores, catedrático de Teoría económica, destacó que el Gobierno de Ecuador, bajo la administración de Rafael Correa, ha articulado un programa político eficaz y una estrategia planificada para elevar el desarrollo nacional y luchar contra las desigualdades.

El académico señaló que “los problemas más importantes de nuestras sociedades ya no son tecnológicos,  sino de engranaje político”. En ese contexto, aplaudió las transformaciones ecuatorianas, transformaciones que han modificado los índices macroeconómicos del país.

Joaquim Prats, catedrático especializado en Historia moderna, aplaudió la inversión ecuatoriana en educación, la revalorización de la profesión docente, el plan nacional de becas que ha puesto a ocho mil ecuatorianos en el extranjero y la creación de cuatro universidades de nivel mundial: Yachay, Ikiam, Uniartes y UNAE.

“En menos de ocho años  se ha llevado una acción política en Ecuador que ha llevado una de las transformaciones educativas más destacadas que conocemos. Ecuador ha elegido el camino más fructífero para enfrentar su futuro, para hacer retroceder la pobreza, la exclusión y las opresiones”, destacó.

Quedará para la historia que un académico ecuatoriano, investido por el pueblo como Presidente del Ecuador, fue nombrado doctor Honoris Causa en una de las mejores universidades de Europa. DEO/El Ciudadano