Saltar al contenido principal

La participación en las elecciones del 2017 surge ante la amenaza conservadora

Quito (Pichincha). “Si el pueblo no está de acuerdo con la reelección, nos sancionará en las urnas”, dijo el Presidente Rafael Correa, en rueda de prensa, al tiempo que agregó que no se explica el temor de la oposición al juego democrático, luego de afirmar que Alianza País (AP) perdió las elecciones del pasado 23 de febrero.

El Mandatario expresó que no hay motivo para enviar a Consulta Popular el tema de la reelección: “Cambiar una Constitución, no debería ocurrir a menos que se presente circunstancias muy claras. En este momento tenemos ciertas circunstancias”.

 Y añadió que en el país hay una restauración conservadora clara con la indecente participación de ciertos medios de comunicación.

AP expuso que decidió apoyar de manera unánime el tratamiento de la enmienda constitucional en la Asamblea Nacional para que el pueblo ecuatoriano, sin restricciones decida la continuidad de la Revolución Ciudadana.

El Jefe de Estado expresó el pasado 24 de mayo durante el informe a la Nación, su apoyo a la propuesta legislativa que impulsa la reelección ante la amenaza de la derecha restauradora, y destacó que sea el pueblo ecuatoriano el que decida en las urnas el futuro del país.

En cuanto a su eventual candidatura, dijo en aquella ocasión que la vocación de servicio y las exigencias del momento histórico son los dos motivos que el Mandatario advierte para aceptar su posible candidatura.  “Mi vida ya no es mía”,  dijo en esa ocasión y agregó que estará donde el pueblo lo necesite. SAU/El Ciudadano