Saltar al contenido principal

La Cumbre de Mercosur arrancó con un llamado a la unidad regional

Montevideo (Uruguay).- Los presidentes Dilma Rousseff, de Brasil; Nicolás Maduro, de Venezuela y Cristina Fernández, de Argentina, fueron los últimos que se sumaron a la 45 Cumbre de Jefas y Jefes de Estado de Mercosur, en la capital uruguaya.

Nuestro Vicepresidente, Jorge Glas, llegó a la ciudad, la noche de ayer, para ajustar los últimos detalles de la participación ecuatoriana y conocer el resultado de la reunión de cancilleres que se cumplió horas antes.

El Mandatario uruguayo, José Mujica, dio la bienvenida a los jefes de Estado y otras autoridades visitantes. En su discurso, destacó que los latinoamericanos pueden, pese a las fallas, tener logros para reforzar el desafío de conformar un mercado común. “No solo para defender la economía, sino para darnos personalidad disuasiva en el mundo que va a venir”.

Está previsto que los mandatarios continúen la agenda trabajada por los ministros de Relaciones Exteriores. Tres temas principales estarán sobre la mesa: el rechazo al trato que recibió el Presidente Morales por parte de varios países europeos, los casos de espionaje denunciados públicamente y el derecho a otorgar asilo, sin presiones de ninguna naturaleza.

Además, luego de la reunión preparatoria de cancilleres se presentó la “Guía Mercosur de atención a mujeres en situación de trata” en el marco de la campaña “Mercosur libre de trata de mujeres”.

La guía propone articular las acciones de asistencia a mujeres en dicha situación mediante la homologación y armonización de los conceptos y protocolos, y el fortalecimiento de las respuestas regionales de atención.

Estos materiales, disponibles en español, portugués y guaraní, serán distribuidos en todos los Estados Partes para asistir y acompañar a mujeres en situación de trata internacional y poner en marcha mecanismos conjuntos para evitar este flagelo. SD / El Ciudadano