Saltar al contenido principal

La comunicación es un servicio público provisto y regulado por el Estado

Quito (Pichincha).- El Gobierno Nacional considera importante aclarar ciertos puntos sobre la nueva Ley Orgánica de Comunicación. Esto se vuelve necesario, en vista que ciertos sectores de la prensa privada intentaron posicionar mediáticamente que la información no debe estar normada como un servicio público, porque esa es una atribución directa y exclusiva del Estado.

Durante el Enlace Ciudadano 327, en San José de Minas, el Presidente de la República, Rafael Correa, señaló que la Ley de Comunicación –la cual fue aprobada definitivamente por el Ejecutivo- es para los ciudadanos, para que se empoderen ante los abusos que nacen de cierta prensa mercantilista.

El Primer Mandatario señaló que se debe buscar un mejor periodismo y profesionalizarlo, evitando que se manipule o que se esconda la información. Además, sostuvo que los medios de comunicación, haciendo gala de que son empresas privadas, pueden decidir qué se publica. Sin embargo, la nueva Ley de Comunicación cambia las reglas estructurales del juego.

“Están haciendo creer que el servicio público es el que provee el Estado. Falso. Servicio público es una prestación necesaria para todos los habitantes de un Estado; por lo tanto, es el Estado quien debe proveerlo o regularlo. Ese es el concepto, entonces obviamente la información es una prestación necesaria para todos los habitantes de un Estado, pero no significa que el Estado lo va a proveer directamente”, expresó Rafael Correa.

El Mandatario puso un ejemplo: “La salud es también una prestación necesaria para todos los habitantes de un Estado. Es también un servicio público, pero eso no significa que tiene que proveerlo directamente el Estado, pero sí tiene que regularlo. Hay clínicas privadas”.

El Jefe de Estado reiteró que la información es, además, un derecho. “La cuestión es que, un bien de connotación nacional tiene que ser regulado por el Estado, que es el representante de la sociedad. Porque en ausencia de la regulación de ese bien, esa sociedad puede colapsar. Eso debo decir sobre los servicios públicos, porque de eso han querido hacer un escándalo. Quieren confundir a la gente haciéndoles creer que el Estado quiere cogerse todos los medios de Comunicación”, acotó el Presidente Rafael Correa.

Recordó que un derecho es algo que nadie puede quitar a la ciudadanía, y que el Estado debe garantizarlo, aunque eso no significa que deba proveerlo directamente. DEO/El Ciudadano