Saltar al contenido principal

Italianos ovacionan propuesta ecuatoriana para superar la crisis de la deuda

Milán (Italia).- Ante un auditorio totalmente lleno de estudiantes, académicos y economistas italianos, el Presidente Rafael Correa realizó la conferencia magistral “Una propuesta ecuatoriana para superar la crisis de la deuda”, en la Universidad de Milano Bicocca.

El Primer Mandatario explicó las características de la denominada “deuda injusta”, la teoría del endeudamiento y cómo se refleja con respecto al Estado y los acreedores internacionales, en el marco de la historia latinoamericana.

El Presidente Correa recordó el caso ecuatoriano de la sucretización, año 1983, cuando había un gran endeudamiento privado en sucres y el Estado, finalmente, asumió el pago de la deuda en dólares. “Eso significó una transferencia de más de $1.000 millones”, acotó.

En este sentido, el Jefe de Estado indicó que a finales de los ochenta, Ecuador y América Latina no consolidaron una política económica concreta para el pago de la deuda.

En el caso de Ecuador, el Banco Central (BCE) fue el causante de la crisis de 1999. La migración de millones de ecuatorianos fue una de las consecuencias de las decisiones adoptadas por cierta burocracia internacional y la autonomía del BCE, que finalmente terminó con la quiebra de 16 grandes bancos e instituciones financieras del país suramericano. Además, la Constitución de 1998 creó una transitoria para que el Gobierno salve a la Banca del país. “Se socializaban las pérdidas”, señaló el Jefe de Estado.

En el auditorio de la Universidad de Milano Bicocca, el Presidente Correa ratificó que, en ese entonces, la Ley de Garantía de Depósitos fue determinante para la crisis del país: “Quebrar un banco era el mejor negocio porque todo lo pagaba el Estado. Ese fue el inicio de la crisis”.

El Jefe de Estado indicó que durante el salvataje bancario, el BCE triplicó la oferta monetaria del país y pulverizó al sucre.

“Apenas llegamos al Gobierno en 2007, hicimos una auditoría integral de la deuda del Ecuador. El informe estuvo listo en el año 2008. Hubo sorpresas”.

El informe arrojó como resultado que en el país hubo un endeudamiento masivo, el 14% del Presupuesto General del Estado se dedicó al desarrollo social y el resto servía para pagar en el extranjero.

Como conclusión general, el Jefe de Estado dijo que el manejo fiscal es un ejercicio de economía política y no solamente una tarea técnica: “Ahí se identifica quienes son los mandantes de un país. El alivio fiscal nos llevó al cambio de época, porque empezamos a invertir en lo social. Cuando la mayor parte del presupuesto sirve para pagar las deudas internacionales, significa que esa nación está en manos de los banqueros, pero cuando se paga la deuda social, el Gobierno está en manos de los ecuatorianos”. Daniel Ortiz- cobertura desde Milán/El Ciudadano