Saltar al contenido principal

Invasiones atentan contra las condiciones de pobreza en el país

Guayaquil (Guayas).- El Gobierno Nacional ha ratificado su política de cero tolerancia a las invasiones en el país. De hecho, durante el Enlace Ciudadano 321, el Presidente Rafael Correa expresó que, aunque los desalojos resulten una medida humanamente dura, son necesarios para el bien común.

El tema vuelve a la palestra pública en torno a los desalojos que se realizaron el viernes 10 de mayo, en el sector de Monte Sinaí, ubicado al noroeste de Guayaquil. ¿Por qué? Pues los ocupantes señalaron que durante la pasada campaña electoral, el candidato Rafael Correa “prometió” que apoyaría a quienes habían invadido el lugar en busca de vivienda.

Sin embargo, esto fue desmentido durante la sabatina, en donde, incluso con videos, se mostró que la postura del Mandatario ha sido la misma desde diciembre del 2010, cuando se informó que únicamente los asentamientos consolidados serían dotados de servicios básicos, mientras que las nuevas invasiones serían desalojadas.

Según Julio César Quiñónez, secretario Técnico de Prevención de Asentamientos Humanos Irregulares, en Monte Sinaí existen unas 26 500 familias que habitan de forma consolidada. A estas se les dotará de todos los servicios básicos.

No obstante, a pesar del anuncio realizado por el Mandatario en diciembre del 2010, otras 1 200 familias, que ya habían sido desalojadas anteriormente de la zona de reserva, volvieron a adquirir propiedades a través de los traficantes de tierras en el sector de la Thalía.

Estas familias fueron identificadas a través de los monitoreos que realiza la Secretaría Técnica de Prevención de Asentamientos Humanos Irregulares, con lo que gracias a la ayuda de varios operativos se ha desalojado al 80% de invasores reincidentes. Quiñónez advirtió que las personas que están siendo retiradas de la zona sabían que no podían asentarse en el sitio, debido a la imposibilidad legal para construir en el sector.

“Estamos con ustedes, los más pobres de la Patria, pero victimizarse (…) con eso no llegamos a ningún lado, con eso no van a salir de la pobreza, van a ser más víctimas de sus victimarios”, manifestó el Presidente, quien llamó a la reflexión a la población general sobre esta problemática, que tiene como consecuencia el crecimiento desordenado de las urbes, así como el incremento de la pobreza.

El Jefe de Estado recordó que la acción del Gobierno Nacional por dotar de vivienda ha sido una de las principales preocupaciones del régimen, lo cual se refleja en las más de 200 mil soluciones habitacionales que se han entregado a familias ecuatorianas, a escala nacional. LIE/El Ciudadano