Saltar al contenido principal

Hace 3 años triunfó la lucha de millones de ecuatorianos

Quito (Pichincha).- “De aquí salgo como Presidente o me sacan cómo cadáver” decía el mandatario Rafael Correa hace 3 años, cuando estuvo secuestrado en el Hospital de la Policía Nacional mientras miles de ecuatorianos salieron a las calles de Quito a levantar su voz que clamaba por la vida del Jefe de Estado y por la vigencia de la democracia.

Las banderas tricolores fueron los escudos con los que los ciudadanos se defendían de las balas disparadas por malos elementos de la policía que reclamaban al Gobierno Nacional cosas que ni siquiera las conocían bien. Así, con esa desinformación, la sublevación continuaba y el Presidente Correa expresaba todo lo que el gobierno ha hecho en beneficio de la Policía Nacional.

“Yo solo quiero decirles que mi amor por la Patria es infinito y que donde esté siempre amaré a mi familia. Yo sabía que estos eran los riesgos y que valió la pena, que no se preocupen” decía el mandatario, quien recibía el apoyo de millones de ciudadanos ante la intentona golpista que pretendía poner fin a un Gobierno que fue elegido en las urnas.

Yolanda Terán, ciudadana jubilada, salió a las calles a defender la democracia el 30 de septiembre del 2010. Ella expone que el país ha ganado y que todos deben aunar esfuerzos para avanzar, mas no para tropezar. Otro ciudadano que defendió la democracia aquel día fue Julio Flores, quien recibió un balazo en su pierna. Él afirmó que luego de tres años se han ganado tantas cosas que van a hacer bien para el futuro de las familias y los niños ecuatorianos.

También, Marcia Gómez estuvo en las calles ese día y dijo que “cuando se quiere atentar contra el derecho de un pueblo, ese pueblo sale a las calles”. Corrobora esta versión Julio Aguirre, otro ciudadano que tuvo que lidiar con una herida de bomba en su pierna derecha pero no se arrodilló frente a los traidores. Este ciudadano afirma que el Ecuador ganó respeto y su derecho a la revolución.

El 30 – S es para Miguel Cervantes el día que se salió a defender el proyecto político con una bandera del Ecuador que le llenó de fuerza para rescatar al Presidente Correa, a quien hombres, mujeres, jubilados y jóvenes estudiantes lo respaldaban ante la agresión policial. Paulina Guerrón estuvo en aquella movilización y ahora expresa que el pueblo está convencido y comprometido hasta la médula. “Quien está construyendo no es una persona. Es todo un pueblo” advirte la joven revolucionaria.

Así, se sintoniza aquel mensaje que el Jefe de Estado emitió recogiendo las palabras de Pablo Neruda. “Podrán cortar las flores pero nunca detendrán la primavera. Vendrán miles de Rafael Correa más, miles de revolucionarios ciudadanos a sacar adelante a la Patria”. (SAU/El Ciudadano)