Saltar al contenido principal

Gobierno premiará a 8.000 mejores estudiantes con un paseo de cuatro días en el Tren Crucero

Paján (Manabí).- Uno de los atractivos turísticos más bellos que tiene Ecuador es su recuperado tren, el que luego de ser abandonado por los gobiernos de turno, es ahora un orgullo para el país. Así lo evidenció el Presidente Rafael Correa, durante su informe de labores 368.Jorge Carrera, gerente de la empresa de Ferrocarriles del Ecuador, anunció en el espacio de rendición de cuentas, que  a través de un convenio con el Ministerio de Educación, el Gobierno Nacional premiará a los 8.000 mejores estudiantes al término de sus estudios secundarios, con un paseo de 4 días y 3 noches, a bordo del Tren Crucero.

“Miles de nuestros abanderados cada año, como reconocimiento a su esfuerzo, tendrán un paseo en el Tren Crucero pagado por el Gobierno Nacional”, dijo el Mandatario, al tiempo de explicar que al ser ellos, quienes con una beca viajarán a las mejores universidades del mundo para obtener su título de tercer nivel, es necesario que conozcan parte de su país y sean promotores turísticos de su patria.

CARRERACarrera recordó que la Empresa de Ferrocarriles del Ecuador ha invertido más de $ 356 millones en la rehabilitación de 480 kilómetros de vía férrea, la rehabilitación de 27 estaciones, la recuperación e implementación de 7 locomotoras a vapor, 7 locomotoras eléctricas, 17 coches de pasajeros, 5 autoferros, entre otros, que permiten el paso del tren por 7 provincias, 22 cantones y 52 parroquias, lo que devuelve la esperanza a miles de ecuatorianos que fueron olvidados una vez que el tren dejó de transitar por sus localidades.

Guido Jaramillo, quien trabajó por 30 años para la Empresa de Ferrocarriles del Ecuador, recordó la época en que las estaciones fueron abandonadas, la vía férrea fue destruida, los vagones quedaron inservibles; y por último se pretendió vender la línea férrea.“No se hacían los mantenimientos correspondientes, los equipos iban camino al deterioro, hasta que en 1999 colapsó”, recordó con pesar el ferroviario.

Por su parte, el Primer Mandatario hizo un llamado  a la población a no olvidar cómo muchas de las empresas, que en su momento debieron ser las más prósperas, fueron condenadas a la quiebra, al igual que la de ferrocarriles, enumeró a la Empresa de Correos del Ecuador, Telefónicas, e incluso al Registro Civil, caracterizados por su ineficiencia.

“Prohibido olvidar cómo estaba el tren. Ahora el tren es el mejor atractivo turístico fuera de Europa”, exaltó el jefe de Estado, quien solicitó al gerente de la Empresa de Ferrocarriles se incremente la cantidad de vagones en las locomotoras, con la finalidad de que más turistas aprovechen este producto, pues en la actualidad existe una gran demanda. LIE/El Ciudadano