Saltar al contenido principal

Gobierno invita a opositores y periodistas a corroborar contaminación causada por Chevron

Peguche (Imbabura).- El resentimiento de algunos opositores hacia la gestión del Gobierno Nacional se evidencia con mentiras sin fundamentos de supuestos “expertos petroleros” como Henry Llanes, quien durante un programa de radio se atrevió a asegurar que en el pozo Aguarico 4, en donde el Presidente Rafael Correa sumergió su mano, lo que había era otra substancia, más no residuos de la contaminación petrolera.

Esas declaraciones fueron rechazadas por el Primer Mandatario, quien deploró que por el entreguismo de ciertos individuos hacia el capital financiero pretendan dañar a su propio país, tan solo por el odio y el resentimiento hacia el Gobierno de la Revolución Ciudadana.

En ese sentido, expresó que se lleve hasta el Aguarico 4, a estas personas, así como a periodistas para que por sus propios medios observen la contaminación que dejó Chevron-Texaco en la Amazonía ecuatoriana.

Durante su informe de labores, el Presidente Correa criticó que administraciones entreguistas como la del ex Mandatario Sixto Durán Ballén y Jamil Mahuad hayan exculpado a Chevron-Texaco de la contaminación ambiental y los daños causados a las comunidades amazónicas. Sin embargo, informes de la Contraloría General del Estado, efectuados entre 1995 y 2001, demostraron que no hubo la remediación ambiental a la que se comprometió la transnacional.

Sin embargo, entre todas esas declaraciones de desprestigio, también hay acciones nobles, enfatizó el Jefe de Estado, quien recodó que el último jueves, la Asamblea Nacional con 108 votos a favor autorizó la extracción petrolera responsable de los bloques 31 y 43. El Mandatario destacó que desde el legislativo se prohibió intervenir en la zona intangible, con lo cual indicó estar de acuerdo.

“Mantenemos nuestro compromiso de que se afectará menos del 1 por mil del parque (Yasuní)”, expresó el Presidente Correa, al tiempo de recordar que se trató de una decisión dura para el Gobierno Nacional, sin embargo debido a las necesidades que aún tiene el país considera que fue una decisión correcta, concluyó. LIE/El Ciudadano