Imprimir Enviar

Gobierno aclara malinterpretaciones sobre caso Snowden

Quito (Pichincha).- En una entrevista concedida a la agencia de noticias AFP, el Presidente de la República, Rafael Correa, manifestó su desacuerdo con las declaraciones de Julian Assange sobre una presunta presión de Estados Unidos a Ecuador en el tema Edward Snowden.

“Me molestó un poquito las declaraciones de Assange, y esta mañana he hablado con el Canciller (Ricardo Patiño) para que le transmita. No le vamos a impedir que dé declaraciones, tiene mucho que decirle al mundo. Pero que no se refiera a situaciones de nuestro país”, expresó el Primer Mandatario.

El australiano, fundador de Wikileaks, quien se encuentra asilado en la Embajada ecuatoriana en Londres, expresó que el Vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, llamó al Jefe de Estado de Ecuador para “presionarlo” y que rechace la solicitud de asilo al ex técnico de la CIA.

“¿Qué sabe él de la llamada que me hizo Joe Biden? Y dice que me ha llamado para presionarme. Jamás hubiera aceptado una llamada para recibir presiones, el Vicepresidente ha sido muy amable y muy cortés”, expresó, añadiendo que no son correctas las declaraciones del fundador de Wikileaks.

El Presidente Correa aclaró, sin embargo, que “el aprecio, la estimación por Assange, continúa intacta”, así como la protección que le brinda el Estado ecuatoriano.

Reiteró la imposibilidad del Ecuador de tramitar el asilo de Snowden pues “no está en territorio ecuatoriano”. Añadió que le correspondería al ex técnico de la CIA realizar ese trámite diplomático con el Gobierno de Rusia: “Mi opinión es que la solicitud al Gobierno ruso podría solucionar ya definitivamente la situación de él”.

El Primer Mandatario explicó que si bien Snowden pudo haber roto las leyes de EE.UU., y debe asumir la responsabilidad de sus acciones, fue enfático en asegurar que lo importante está en lo denunciado. Se trata del caso de espionaje más grande de la humanidad, que atenta contra el  derecho a la intimidad de los seres humanos y contra la soberanía de los pueblos.

“Sería bueno que Snowden dijera al mundo todo lo que conoce”, acotó en la entrevista que concedió esta mañana a la agencia, donde expresó que este tema ha provocado una campaña mediática orquestada para destruir la reputación del Ecuador y su Gobierno.

Acerca del otorgamiento del salvoconducto para el ex técnico de la CIA por parte del cónsul Fidel Narváez de Londres, el Presidente ratificó que tendrá las sanciones del caso, pues la decisión no fue ni conocida, ni aceptada por el Gobierno. SD/El Ciudadano