Imprimir Enviar

Flamante edificio de la Policía Judicial en Quito demuestra el cambio de época que vive el país

Quito (Pichincha).- El objetivo de la transformación de la justicia es construir una institucionalidad judicial independiente que garantice la protección de derechos y libertades fundamentales, pero que permita la cooperación y articulación entre los poderes del Estado.

En ese sentido, el Gobierno Nacional mantiene su compromiso con la ciudadanía para luchar contra la delincuencia en las 24 provincias del país. Y una prueba de ello es la construcción y entrega de las nuevas instalaciones de la Policía Judicial del Distrito Metropolitano de Quito, recibió la visita hoy del Presidente de la República, Rafael Correa.

Con una inversión aproximada de $2 millones -según datos de la Policía Judicial- la nueva unidad cuenta con infraestructura de primer orden para atender las denuncias ciudadanas y continuar con la lucha contra la delincuencia. Así, el flamante edificio de la PJ ahora cuenta con dos plantas: un edificio operativo y otro administrativo.

En la primera planta se encuentran las salas para la atención al público, recepción de denuncias, atención fiscal, y misceláneos: investigación de delitos contra la propiedad, homicidios e Inteligencia. En la segunda edificación se localizan las oficinas administrativas.

El Primer Mandatario recorrió la unidad policial, en compañía de Gustavo Jalkh, titular del Consejo Nacional de la Judicatura, José Serrano, ministro del Interior, María Fernanda Espinosa, ministra de Defensa, entre otras autoridades estatales.

El Gobierno de la Revolución Ciudadana ha invertido en seguridad más que cualquier otro Gobierno. Este resultado supone una reducción histórica de los índices delincuenciales, comparado con lo obtenido el 2011 (15,36 casos por 100 mil habitantes) y significativamente inferior al promedio regional (24.4 casos por 100 mil habitantes), ubicándolo entre los más bajos promedios en Latinoamérica, según el Observatorio Interamericano de Seguridad (OEA).

 

Asimismo, la Dirección Nacional de Policía Comunitaria, ha logrado capacitar a 408 Servidores Policiales Comunitarios, en doctrina y técnicas de Policía Comunitaria, tanto en nuestro país como en países amigos como Israel, Estados Unidos y Colombia.

En el 2012 en su totalidad se alcanzó a capacitar a 52. 865 personas en temas relacionados con Seguridad Ciudadana y Policía Comunitaria. En el 2012 se han incrementado a 17.000 nuevos Brigadistas Barriales de Seguridad Ciudadana a nivel nacional.

La historia de la Policía Judicial antes del actual Gobierno era deplorable, pues no se contaba con la infraestructura física necesaria para atender a la ciudadanía. El nuevo edificio, inaugurado en Quito, es otro ejemplo del cambio histórico que vive el país. DEO/El Ciudadano