Saltar al contenido principal

Exportaciones no petroleras, empleo y productividad crecieron en los últimos 6 años

Quisapincha (Tungurahua).- El Gobierno en el primer Enlace Ciudadano del 2013 realizado en Ambato informó que en los últimos 6 años la productividad del Ecuador registra un aumento en la exportación de productos no petroleros de $9377 millones lo que significa un crecimiento del 20%. Además, por primera vez en la historia los ingresos no petroleros subieron en un 8,8% en el 2011, tomando en cuanto que en el año 2000 apenas subieron un 3%.

Desde el 2007 la transformación de la economía ecuatoriana ha incentivado la inversión para nuevos proyectos que generan empleo y productividad con un promedio de inversión de $1563 millones anuales (solo entre el 2009 y 2013 sumaron $9380 millones). Así 165 de estos nuevos proyectos fueron financiados para incluir en el desarrollo nacional a más ecuatorianos innovadores y trabajadores.

La reactivación de la economía también coadyuva a los campos verdes y los agricultores que habitan en zonas rurales. En los seis años de gestión se ha registrado que 1326 organizaciones agrícolas y más de 8 mil organizaciones de pescadores reciben asistencia técnica para salvaguardar la creciente producción agrícola nacional.

Otro sector en los que se puede advertir un crecimiento de los ingresos es el de turismo. Con la reactivación del tren se ha recibido más visitantes hacia Ecuador. En el 2011 el país recibió más de 1 millón 140 mil viajeros. Desde el 2006 la creación de negocios turísticos incrementó en un 138% y el empleo generado en turismo aumentó en un 173%.

Una de las obras que ha ayudado a elevar la productividad es la vía Manta Manaos para conectar los océanos Pacífico y Atlántico con una inversión de $142 millones para la ruta fluvial Italia –Leticia (que desde el Napo Ecuador hasta la frontera Colombo-Brasileña) ha transportado más de 4 600 toneladas de productos de consumo masivo y productos para la construcción.

Finalmente, en el Enlace Ciudadano 304 se informó que por primera vez en el Ecuador la gestión gubernamental ha servido para que el crecimiento económico tenga un rostro humano basado en relaciones laborales justas, equitativas e incluyentes que consagraron por fin los derechos del trabajador ecuatoriano. Actualmente, un 59,8% de trabajadores están afiliados al IESS mientras que el ingreso mensual de una familia cubre más del 93% de la canasta básica. SAU/El Ciudadano