Imprimir Enviar

Este momento se impone un relevo generacional para apuntalar el cambio en Guayaquil

Guayaquil (Guayas).- Con la Revolución Ciudadana, Guayaquil será en una ciudad más justa, incluyente, solidaria y equitativa. Esa es la meta que se plantea el Presidente Rafael Correa, quien oficializó la sesión por los 478 años de Fundación del Puerto Principal.

Para el Mandatario, el  llamado “modelo exitoso” de desarrollo, promovido por la administración municipal, ha sido aplicado a favor de los más pudientes. “Los pobres, los afrodescendientes, los montubios, los indígenas, las parroquias rurales siempre estuvieron excluidos. A ellos no les llegaba las obras sanitarias, ni los servicios, ni las escuelas”, expresó

En su discurso recordó que dicho modelo montó una maquinaria represiva para perseguir a los comerciantes autónomos, para cerrar la participación ciudadana y atentar contra los derechos de los más desposeídos.

Actualmente, Guayaquil es la urbe más poblada del país, pero también es la más inequitativa del Ecuador. Por eso, el Jefe de Estado expresó que allí se encuentran “las mayores fortunas frente a las miserias”, dijo.

Por todo eso, el Presidente sostuvo que este momento histórico impone un relevo generacional. “Esto va a cambiar (…) Basta de los mismos de siempre, se impone un trabajo en equipo con el Gobierno Nacional, para que Guayaquil avance al ritmo al cual está avanzando la Patria entera”.

También expresó que no se tolerará ni un solo asentamiento ilegal en la urbe. “Los guayaquilenos y guayaquilenas tenemos derecho a vivir en lugares dignos”, acotó.

Informó que 1 500 millones de dólares es la inversión del Gobierno en Guayaquil, sin contar los cerca de mil millones que se han entregado al Municipio durante estos seis años de Gobierno.

Asistieron a la sesión popular, varios ministros y funcionarios de Estado, como Gabriela Rivadeneira, presidenta de la Asamblea; Gustavo Jalkh, presidente del Consejo de la Judicatura; Gustavo Jalkh, Jimmy Jairala, prefecto de Guayas; Ricardo Patiño, canciller; María Fernanda Espinosa, ministra de Defensa; Viviana Bonilla, gobernadora de Guayas; entre otros.

Finalmente, junto a su equipo de colaboradores y los miles de guayaquileños,  el Mandatario disfrutó del concierto del salsero panameño Rubén Blades, quien se unió a la celebración por las fiestas del Puerto Principal. SD / El Ciudadano