Imprimir Enviar

“El Yasuní seguirá viviendo” asegura Presidente Correa

Checa (Pichincha).-El Presidente Rafael Correa suscribió hoy un nuevo Decreto Ejecutivo en el que ratifica que la afectación de la extracción petrolera afectará al uno por mil del Parque Nacional Yasuní, no al uno por ciento como constaba en el anterior decreto que puso fin a la Iniciativa Yasuní-ITT.

En el referido decreto se sustituye el artículo 5 del Decreto Ejecutivo número 74 del 15 de agosto del 2013 por el siguiente: “En el caso de que la Asamblea Nacional autorice la actividad extractiva ésta no podrá desarrollarse en un área superior al uno por mil del territorio del Parque Nacional Yasuní”.

Ese decreto también ordena la elaboración de informes técnicos económicos y jurídicos para, de acuerdo con el artículo 407 de la Constitución, solicitar a la Asamblea Nacional la declaratoria de Interés Nacional al aprovechamiento del petróleo en el Yasuní.

Según el Mandatario, la iniciativa Yasuní-ITT si bien fue un fracaso en el campo financiero, fue un éxito rotundo en muchas otras dimensiones; por ejemplo fue una propuesta innovadora, de avanzada, que ayudó a despertar una conciencia ecológica impresionante en nuestros jóvenes.

En el Enlace Ciudadano 335, difundido desde la población de Checa, el Jefe de Estado recordó además que en función de la tecnología disponible para la recuperación petrolera y sobre la base de los precios del petróleo, el aprovechamiento de las reservas del ITT arrojaría un valor de 18. 292 millones de dólares, más de 11.000 millones a lo que originalmente se estimó.

Para el Mandatario, el verdadero dilema es: 100% del Yasuní y nada de recursos para satisfacer las necesidades urgentes de nuestra gente, o 99% del Yasuní y más de 18.000 millones para vencer la miseria, especialmente en la Amazonia, paradójicamente la región con mayor incidencia de pobreza.

“El Yasuní seguirá viviendo, pero la pobreza disminuirá y con suerte y adecuadas decisiones la venceremos definitivamente” dijo al señalar que durante seis años el Gobierno Nacional hizo todo cuanto pudo para fortalecer la Iniciativa Yasuní-ITT, proponiendo al planeta mantener indefinidamente inexplotadas las reservas petroleras del bloque Ishpingo, Tambocochoa, Tiputini, estimadas en alrededor de 920 millones de barriles, que corresponden al 20% de reservas comprobadas del país.

Adicionalmente, el Mandatario aseveró que esta decisión “nos desilusiona a todos, pero era necesaria. Ya no podemos hacer más, sin graves perjuicios al bienestar de
[Parque Nacional Yasuní]

Parque Nacional Yasuní
nuestra gente. La historia nos juzgará”, apostilló

“Podemos tener la conciencia tranquila: Yasuní-ITT ha sido la propuesta más seria y concreta en la lucha contra el cambio climático, pero tenemos que velar por nuestro pueblo, nuestra gente, sobre todo los más pobres”, remarcó.

Asimismo, mencionó que a lo largo de estos años, hemos demostrado nuestro amor por el Yasuní, y reiteró su promesa de velar porque su integridad y su maravilla perduren para siempre, pero también aprovechando responsablemente los recursos de su subsuelo para el servicio de las ecuatorianos y los ecuatorianos, con sumo cuidado, con infinito amor.

Reiteró que de estos recursos, los Gobiernos Autónomos Descentralizados Amazónicos por la Ley 010 recibirían cerca de 258 millones de dólares, y por la repartición del 12% de excedentes petroleros, alrededor de 1.882 millones de dólares. Con ello, la Amazonía podrá con holgura salir de su retraso histórico. Todo esto en adición a cerca de 1568 millones que recibirían todos los gobiernos autónomos descentralizados del país por su participación en la renta petrolera.

“Vendrán los charlatanes de siempre a decir que esta decisión es fruto del excesivo gasto público, como si fuera un delito invertir en salud, educación, bienestar de nuestro pueblo”, comentó.

La verdad –agregó- es que estos recursos ni siquiera son para nuestro gobierno, sino para el futuro.

“Tomamos la decisión correcta en función de las futuras generaciones”, dijo el Mandatario al desmentir aseveraciones de líderes de oposición que señalaban que siempre se tuvo el “plan B”, lo cual es absurdo. MNC/El Ciudadano.