Saltar al contenido principal

El promedio en el Examen Nacional para la Educación Superior se elevó 25 puntos

Quito (Pichincha).- De 685 a 710 puntos sobre 1.000 aumentó el promedio de las calificaciones en el Examen Nacional para la Educación Superior (ENES). Esto significa un aumento de 25 puntos, entre septiembre de 2013 y marzo de este año, en las pruebas que rindieron los estudiantes secundarios de todo el país.

“La prueba ha sido totalmente exitosa. Nos da una inmensa alegría como país estos resultados”, señaló evidentemente emocionado René Ramírez, Secretario Nacional de Ciencia y Tecnología, al anunciar los datos preliminares del ENES de este año.

Eso no es todo: el número de estudiantes en el Grupo de Alto Rendimiento (GAR) se elevó de 170 a 264, entre septiembre de 2013 y marzo de 2014, con un incremento de 94 GAR. Este es un logro académico importante porque la nota mínima requerida ascendió a 972 puntos sobre mil, la cual abarca al 1% del estudiantado nacional.

El porcentaje de participación en el ENES 2014 fue del 78 por ciento, es decir, 8 puntos porcentuales más que el último examen de 2013. Esto se traduce en 250.994 alumnos que rindieron la prueba, a diferencia de los 162.196 estudiantes del año pasado.

Los promedios más altos del ENES de este año fueron encabezados por los centros académicos de Pichincha: Unidad Educativa Lev Vygotsky (923), Municipal Sebastián de Benalcázar (895) y San Gabriel (889). En la provincia del Guayas, por otro lado, destaca la puntuación de la Unidad Educativa Torremar, con 850 puntos.

Alex Ronaldo, nuevo miembro del GAR y actual estudiante del Colegio Técnico Ascázubi (de la parroquia Guayllabamba, de Quito), aplaudió al Gobierno Nacional por valorar el rendimiento académico como factor fundamental para estudiar en cualquier universidad del mundo. Y acotó que desea prepararse en ingeniería electrónica.

Por su parte, Pablo Velasco Oña, proveniente de Otavalo y estudiante de la Unidad Educativa Atahualpa de Ibarra, señaló que es un orgullo formar parte del GAR. Su madre, Mayra Oña, evidentemente emocionada, agradeció la oportunidad de salir adelante que ahora tiene su hijo, quien anhela estudiar cine en alguna universidad de Estados Unidos.

Finalmente, René Ramírez vaticinó grandes resultados para la educación superior de Ecuador, tomando en cuenta el incremento de la competitividad en el último ENES. DEO/El Ciudadano