Saltar al contenido principal

El Presidente Correa comparte experiencia de desarrollo ecuatoriano en Cátedra Prebisch

Ginebra (Suiza).- El desarrollo y las transformaciones sociales y económicas logradas en Ecuador fueron compartidas en la disertación magistral que dictó este día el Presidente Rafael Correa, en el marco de la XV edición de la Cátedra Prebisch de la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y Desarrollo (Unctad), por sus siglas en inglés.

El Mandatario ecuatoriano precisó que con la implementación de un socialismo moderno se ha diseñado instrumentos inéditos, como por ejemplo, eliminar las tensiones entre el capital y el trabajo.

En ese sentido, explicó que a través de una clara legislación en el año 2011 se estableció, además del salario mínimo, el salario de la dignidad (permite que las familias cubran el costo total de la canasta básica), con el cual se condicionó a las empresas a no generar utilidades mientras todos los trabajadores alcancen dicha remuneración.

Los resultados obtenidos al 2013 mostraron que el salario mínimo igualó al salario de la dignidad, evidenció el Jefe de Estado, al poner como un pequeño ejemplo en el ámbito de la distribución, dando prioridad al ser humano por sobre el capital financiero.

Asimismo, el Gobierno actual ha conseguido logros trascendentales como ser el país de Latinoamérica que más reduce desigualdad. Ecuador bajó en 8 puntos la concentración del ingreso y del coeficiente de Gini, reducción tres veces superior al promedio de América Latina.

También destacó el informe del periodo 2007 – 2012 del Índice de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas, Ecuador es uno de los tres países que más escaló posiciones en la clasificación mundial de desarrollo humano, pasando del grupo de desarrollo humano medio a estar ubicados en el grupo de desarrollo humano alto.

El Jefe de Estado igualmente resaltó la gran inversión realizada en material de educación, salud, inclusión social, vialidad, seguridad ciudadana, entre otros aspectos.

En el ámbito regional, Correa rechazó el hecho de que la pobreza existente en América Latina sea producto de la inequidad, pues explicó que no es por falta de recursos, ya que es una de las regiones más ricas y diversas del mundial. “La inequidad es consecuencia de las perversas relaciones de poder, donde pocos dominan todo”, en ese aspecto hizo un llamado a cambiar esas relaciones al servicio de las grandes mayorías, a través de procesos democráticos.

A este evento académico asistieron embajadores de varios países, miembros de organismos no gubernamentales que se encuentran en Ginebra, así como ecuatorianos que residen en Suiza. LIE/El Ciudadano