Imprimir Enviar

El Presidente agradece el apoyo de los amazónicos e impulsa la explotación del ITT

Quito (Pichincha).- La Plaza Grande se llenó de los sueños de los amazónicos. Miles de indígenas y colonos viajaron hasta dos días para llegar al corazón de Quito, la capital de los ecuatorianos.

Ellos querían presentarle al Presidente Rafael Correa su apoyo a la explotación responsable de los bloques 31 y 43, ubicados en una pequeña extensión del Parque Yasuní. También viajaron con anhelos de tener una vida digna, que están convencidos de que se convertirán en una realidad de la mano del Gobierno de la Revolución Ciudadana. Los amazónicos cada día ven la transformación que vive su región no solo en infraestructura (carreteras, caminos, aeropuertos, puentes, escuelas, colegios, hospitales, centros deportivos), sino en el respeto a su milenaria cultura.

Rafael Correa rompió la planificación para agradecer ese apoyo multitudinario. Junto con el vicepresidente, Jorge Glas, bajó del Palacio de Carondelet y caminó hasta una tarima, ubicada a los pies de La Catedral. Su discurso fue enérgico y recalcó que mientras él sea presidente usará responsablemente todos los recursos naturales para combatir la pobreza.

Ecuador necesita estos recursos para combatir desigualdades que no se originaron en este Gobierno, sino que llevan presentes varias décadas. Los pueblos indígenas amazónicos han sentido en su piel ese olvido, de sus tierras se sacó el valioso petróleo, pero no recibían nada.

El alcalde de Lago Agrio, Yofre Poma Herrera, recordó esos años. En el pasado, los amazónicos debían reunirse para protestar contra los gobiernos y exigir que algo de los recursos que se obtenían del crudo lleguen a sus tierras para ver si pueden tener un camino o asfaltar algo de carreteras. Eran las épocas de los paros amazónicos que dejaron solo tristeza en la región.

Ahora, en cambio, los alcaldes se reúnen para apoyar al Presidente, porque, dijo Poma, están seguros de que Rafael Correa cumplirá con su palabra.

Esa confianza se demostró nuevamente en la Plaza Grande, los aplausos y los vivas al Mandatario aparecieron mientras, el Presidente comprometía nuevamente su esfuerzo para combatir la pobreza y que la Amazonía siga firmemente su camino hacia una vida digna.

El Mandatario reprochó la posición que tomó la posición política y mediática, quienes cada día han intentado torpedear la propuesta para la explotación responsable de los bloques del Yasuní, que afectará a menos del uno por mil de la extensión de la reserva natural.

Recordó que mientras el ex presidente, Gustavo Noboa, construyó el OCP la prensa apoyó la obra y las protestas contra la construcción fueron minimizadas. En cambio, hoy la prensa privada intenta magnificar cualquier detalle, buscando desestabilizar al Gobierno.

“Nuevamente venceremos”, dijo el Jefe de Estado, seguro de que la inmensa mayoría respalda al Gobierno de la Revolución Ciudadana. CIT / El Ciudadano