Saltar al contenido principal

El Gobierno ha invertido 33 veces más que otros regímenes en el sector de Patrimonio

Quito (Pichincha).- La ministra de Patrimonio, María Belén Moncayo, no esperó a que su llegada a la cartera de Estado fuera oficializada por el Presidente en funciones, Lenin Moreno, para poner todo su empeño en impulsar los aspectos relacionados con el sector encomendado. A pesar de su juventud, no teme asumir los retos que esta Cartera de Estado requiere.

Ese empeño se ve reflejado en algunas iniciativas nuevas y otras que constituyen la continuación del trabajo realizado por la ex ministra María Fernanda Espinoza, quien ahora preside la cartera de Defensa.

Para ella, los seis años de Gobierno han sido trascendentales para que los ecuatorianos entiendan la lógica de la preservación de los bienes tangibles e intangibles de este país.

“Desde el año 2007, se financió alrededor de $1407 millones en tres sectores que coordina el Ministerio de Patrimonio (ambiente, cultura, deportes), invirtiéndose 33 veces más que en todos los gobiernos anteriores y en casi toda la historia republicana del Ecuador”, dijo.

Entre los logros que ostenta el sector patrimonial está la declaración del tejido patrimonial de paja toquilla y el conocimiento que está a su alrededor, como patrimonio cultural y material de la humanidad por parte de la UNESCO.

“El 5 de diciembre recibimos la noticia directamente desde París, de que efectivamente se había considerado el valor del conocimiento asociado al tejido patrimonial de paja toquilla y es por eso que se declaraba como Patrimonio cultural y material de la humanidad”, expresó la ministra.

Con este reconocimiento, también vienen obligaciones; la actual Administración tendrá la responsabilidad de establecer un plan de salvaguardia, con componentes diversos que permitan mantener el conocimiento y trasladarlo de generación en generación.

Pero ese es solo un aspecto que aborda esa cartera de Estado; al ser coordinadora de los ministerios de Cultura, de Deporte y de Ambiente sus metas van más allá, una de los objetivos: promover Socio Bosque.

“Tenemos en este momento 1 millón doscientas mil hectáreas incorporadas en el programa Socio Bosque, queremos que el manejo de la forestación signifique mejorar los ingresos de los ciudadanos que se hacen responsables de nuestro capital forestal”, añadió.

El Ministerio promueve con cada uno de los Municipios del país, programas que estimulan la recuperación del Patrimonio; lo que ha permitido que los ciudadanos se sientan corresponsables, a través de sus autoridades.

“Creemos que los incentivos van a permitir que en los ejes de recuperación del espacio público, de nuestros inmuebles patrimoniales tanto públicos como privados, hacer sentir a nuestros ciudadanos partícipes de las políticas de conservación y en poco tiempo tendremos las ciudades del buen vivir, meta que nos hemos planteado para los próximos cinco años”, concluyó. ER/El Ciudadano