Saltar al contenido principal

El estero Salado cambia de imagen con inversión del Gobierno

Guayaquil (Guayas).- El Presidente Rafael Correa visitó, este mañana, los trabajos en la zona del Palanqueo, ramal del estero Salado, y parte del gran proyecto Guayaquil Ecológico.
Esta obra la ejecuta el Gobierno para recuperar las zonas verdes para el Puerto Principal.

Javier Romero, director del Guayaquil Ecológico, explicó que este proyecto incluye la restauración de ramales del estero Salado, la eliminación de fuentes de contaminación, la recolección de desechos en el espejo de agua y una campaña de educación ambiental.

En el Palanqueo, ubicado en el suburbio, al sur de la ciudad, las obras están a cargo del Ministerio del Ambiente. En esta zona se puede apreciar que existe la limpieza de las aguas y evitar que la basura y otros materiales lleguen al estero.

El Presidente Correa enfatizó que se destruyó el estero Salado, el que antes era un balneario natural de los guayaquileños. La intención, recalcó el Mandatario, es dotar de espacios verdes y públicos a la ciudad más grande del país.

Este trabajo será integral, porque no solo incluye la recuperación ambiental del estero Salado, porque en sus riberas se levantarán parques y zonas de distracción para todos los ciudadanos. Estas obras costarán 12 millones de dólares.

El Presidente Correa pidió a los guayaquileños su colaboración para seguir con este importante trabajo. Por ejemplo, unas 5.000 familias que están ubicadas en las riberas del estero serán reubicadas en los planes de vivienda del Gobierno. Sin embargo, recalcó que esta medida solo será para las personas que viven en las orillas y no en las zonas urbanizadas, como en Palanqueo. Las familias que residen en zonas urbanizadas -dijo el Mandatario- serán las más beneficiadas de este proyecto porque no solo tendrán cerca un estero rehabilitado, sino parques, ciclovias, alcantarrillado y otros trabajos que mejorarán sus condiciones de vida.

Otra factor importante para la recuperación del Salado será el control de las fuentes de contaminación. En esta labor, el Gobierno suspendió a seis empresas que arrojaban sus desechos al brazo de mar. El jefe de Estado sostuvo que no se permitirá que se siga contaminando y que serán sancionados. CIT / El Ciudadano